VINTAGE TROUBLE (Apolo, Barcelona 09-01-18)

Ir a un concierto de Vintage Trouble es un poco como volver a ver una película que te gusta, sabes lo que pasará en cada momento pero eso es algo que no te impide volver a disfrutar. Está claro que el combo comandado por Ty Taylor se ha aprendido muy bien su papel, controlan sus conciertos a su antojo y tienen a un público que acude a ellos dispuestos a recibir una y otra vez lo mismo y que consiguió colgar el cartel de agotadas las localidades. Había muchas ganas de marcha y Vintage Trouble se encargaron de proporcionarla nada más pisar las tablas. Salieron en tromba, con Mr. Taylor dándolo todo desde el minuto cero y ya en la segunda canción, su pequeño clásico soul rock “Blues Hand Me Down” tenían a la sala comiendo de sus manos mientras el vocalista se daba baños de masas entre el público o se ponía a entonar las canciones desde los sitios más insospechados de la sala. De todas maneras sí que se apreciaron diferencias respecto a visitas anteriores, la banda suena mucho más compacta y unida, dando más la impresión de conjunto que no de meros comparsas del infatigable vocalista.

Musicalmente también hubo más hincapié en el soul, pero eso es algo que ya se percibe en su última entrega discográfica ‘1 Hopeful Rd” de donde fueron muy bien recibidas por su calidez “Another Man’s Words” o “Doin’ What You Were Doin’”. Y así entre caricias souleras y píldoras más rockeras como “Nancy Lee” fue transcurriendo el concierto con un Ty Taylor más que comunicativo. Tema instrumental de nada velada raíz hendrixiana que sirvió para encarar la recta final del concierto a ritmo de rock blues y góspel con la coreada y jaleada por la excitada y agotada audiencia “Not Alright By Me”. Como es habitual en ellos paseo triunfal entre el público para dirigirse al puesto del merchandising para aprovechar el ‘soul’ y el calor del momento. Nueva victoria de los angelinos en la Ciudad Condal, es posible que en sus directos esté todo estudiado y calculado al milímetro pero la fórmula sigue funcionando entre sus acólitos, y de momento parece que para ellos ya es suficiente. Como dice la máxima; si algo funciona ¿para que arreglarlo?

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: JOSEP Mª LLOVERA

Deja un comentario

*