UZZHUAÏA: DIEZ AÑOS DE ‘DESTINO PERDICIÓN’

Los chicos no lo tenían fácil, su disco homónimo era excelente y había tenido una buena acogida por parte de público y prensa. Sin duda, aquel álbum en cuya impactante portada lucía una dama con un revolver metido en la boca, supuso la confirmación de una banda con muchas cosas que decir. Por tanto, para su tercer (cuarto si contamos el que sacaron con otro cantante en sus inicios) trabajo tendrían que esforzarse mucho para no bajar el listón. Pero estos valencianos siempre los han tenido bien puestos, y no sólo lo consiguieron, sino que, increíblemente, lo superaron. Dieron en el clavo. ‘Destino Perdición’ es el claro ejemplo de comercialidad bien entendida; consiguieron, sin perder su sello personal, crear un puñado de canciones redondas, dejando un poco de lado sus habituales toques metálicos hasta ese momento e inclinándose hacia un Hard Rock más clásico y trabajando más las melodías, dando como resultado un disco que no por ser más amable al oído dejaba de sonar duro, en absoluto. Desde el puro Hard Rock de títulos como “Baja California”, “Cuando Ya No Quede Nada” o “Desde Septiembre”; al Rock más clásico de “Nuestra Revolución”, “No Somos Perfectos” o ese “Destino Perdición” (la clase de canción que debería de sonar a todas horas en la radio) que daba título al disco; pasando por brisas melódicas como “La Flor y La Guerra” o su aclamado “En Blanco y Negro”, que no por compartir título con un clásico del Rock español de todos los tiempos tenía motivos para tener ningún complejo de inferioridad, ya que este tema puede mirar de tú a tú a cualquier otro. En definitiva, un disco de los que dejan huella. Si su anterior trabajo ya les puso en el mapa, este les habría tenido que encumbrar a lo más alto, pero yo siempre he pensado que esta banda nació en el lugar equivocado, y quizás también en una época equivocada. Ahora se cumplen 10 años de esta maravilla que tranquilamente la podríamos situar entre las mejores obras del Rock español de las últimas dos décadas, motivo por el cual la banda se reúne para, en principio, hacer unos cuantos shows de celebración. Ojalá haya llegado el momento de que, de una vez por todas, se les haga la justicia que merecen.

JUANVI PEDRO GILABERT

 

Deja un comentario

*