ULI JON ROTH (Sala Bóveda, Barcelona 17/04/17)

In DIRECTOS, RESEÑAS

El paso del veterano Uli Jon Roth por la Ciudad Condal ha dejado en éste que suscribe un sabor agridulce (si me apuran, más agrio que otra cosa). Y es que el concierto ofrecido por el ex guitarrista de Scorpions no fue, ni de lejos, lo que puede considerarse un gran concierto. A priori, la velada prometía, y mucho. Embarcado en una gira mundial de presentación de su último lanzamiento audiovisual, ‘Tokyo Tapes Revisited. Live in Japan’, el show constituía una oportunidad única de disfrutar en directo de algunos de los mejores temas de toda la carrera de Scorpions. Efectivamente, la etapa 70’s de las leyendas teutonas contiene discos totalmente imprescindibles, como ‘Fly To The Rainbow’ o ‘Taken By Force’. Y piezas como “In Trance”, We’ll Burn The Sky”, o “Pictured Life”, son claros ejemplos del buen hacer de los germanos durante esa etapa. Sin embargo, la noche resultó de lo más desangelada. Entre otros problemas, la robusta formación que acompañaba a Roth en el concierto ofrecido en Tokyo no fue la que se subió a las tablas de la sala Bóveda (la cual, por cierto, estaba prácticamente llena). Así, ni Nathan Jones (cantante) ni el polifacético Niklas Turmann (guitarrista y cantante) estaban en el lineup. En su lugar, un cantante italiano, totalmente desconocido para un servidor, hizo las veces de frontman; y también cambiaron para este periplo europeo a bajista y teclista. El segundo problema, fue la desgana con la que el guitar hero germano se tomó el show. OK, el tipo no es Steve Vai en escena. Pero estuvo particularmente taciturno durante gran parte del concierto. Para colmo de males, ya desde la inicial “All Night Long” quedaron patentes las pocas tablas de los músicos que acompañaban a Roth. A excepción del segundo guitarrista -único miembro de la banda, junto al batería, que participó en la grabación del DVD-, el resto no sabían (literalmente) dónde meterse. Paradójicamente, el cantante tenía un timbre de voz bastante similar al de Klaus Meine… y el mismo carisma que su pie de micro. Otra víctima del síndrome “no sé qué hacer con las manos durante el solo”. De todas formas, su voz estaba prácticamente enterrada en la mezcla, y tan solo la guitarra de Roth sonaba con claridad.

Tras unas “Longing For Fire” y “Sun In My Hand” algo titubeantes, el grupo, y en particular el protagonista de la noche, parecieron venirse arriba durante unas extraordinarias “The Sails Of Charon” y “In Trance”. Poco se le puede reprochar a Roth en cuanto a ejecución: su estilo es de lo más elegante que se puede escuchar en el género, y sus dedos parecían sobrevolar el mástil sin esfuerzo aparente. En ese sentido, estuvo impecable. “We’ll Burn The Sky” fue de lo mejor de la noche, con una parte final incandescente a cargo de los dos guitarristas. Aunque, en opinión de quien suscribe, el “highlight” del show fue la estremecedora rendición de “Fly To The Rainbow” con su correspondiente y prolongada intro “Rainbow Dream Prelude”. Debo decir que, en todo momento, la respuesta del público fue bastante entusiasta, lo cual me hace más incomprensible la poca entrega del hombre de la “Sky guitar” durante la noche. Tras “I’ve Got To Be Free” y una “Dark Lady” con improvisación central incluida, el show se precipitó hacia un prematuro final. Tras los agradecimientos y saludos de rigor (siempre con cierta expresión de catador de vinagre, por parte de Roth), la banda encaró los bises con algo más de energía. Así, tanto una aclamada “Pictured Life”, como “Catch Your Train” (una de las joyitas ocultas de la discografía de los Scorps) resultaron bastante satisfactorias. Todos conocemos la pasión que Roth siente por Hendrix, así que no es de extrañar que el final de la noche estuviera dedicada al negro de Seattle, en forma de unas “All Along The Watchtower” y “Little Wing”, ahora sí, antológicas. Y es que, tiene bemoles, amigos, que Roth decidiera resucitar precisamente, durante la ejecución de estas piezas. Un final que no acaba de maquillar un, en líneas generales, bastante pobre concierto. Tocará esperar a una posible nueva oportunidad de ver a un Uli Jon Roth más implicado sobre las tablas.

TEXTO: EDU A. CRIME

FOTOS: JOSEP M. LLOVERA / IMAGO MEI

Share

You may also read!

GIANT REV (RAZZ 3, BARCELONA 05-05-2017)

La breve trayectoria de Giant Rev es todo un ejemplo de cómo una banda ha de hacer las cosas.

Read More...

5 CONTRA 1: BIG MARIO (HELL’S FIRE)

Que los madrileños Hell’s Fire han firmado uno de los mejores discos de metal nacional ya no es un

Read More...

EL HOMBRE QUE IBA A CASA DEL DENTISTA Y OTROS CUENTOS INÉDITOS (Enrique Jardiel Poncela)

(Biblioteca Nueva) De vez en cuando, como quien no quiere la cosa, uno se tropieza con tesoros escondidos, joyas

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu