TRAINSPOTTING 2 (Danny Boyle)

In FILMS, RESEÑAS

‘Trainspotting’ es una de mis películas de cabecera. El citado film me pilló por sorpresa en 1996 y me voló la cabeza; y desde entonces, la he visto de forma regular a lo largo de estas dos últimas décadas. La novela cayó en mis manos unos años más tarde y mejoró todavía más todas mis impresiones y sentimientos hacia el universo creado por el escritor Irvine Welsh y el director Danny Boyle. Crecí en un entorno golpeado por la heroína durante los años ochenta y noventa, así que las vivencias de sus personajes me resultan muy cercanas y familiares. Adoro la imagen, la estética, las localizaciones, y los diálogos de los personajes de esta película: siempre formarán parte de mi vida y de la de muchísima gente. Cuando se anunció por primera vez el lanzamiento de esta segunda parte, no pude evitar emocionarme con la idea de volver a disfrutar, llorar y reír con aquellos míticos personajes. Me moría de ganas de ver a mis viejos amigos veinte años después.

Y bien, aquí tenemos su secuela, que arranca con Renton (Ewan McGregor) corriendo en la cinta eléctrica de uno de esos gimnasios modernos de hoy en día. Cuando menos lo esperas, Renton cae al suelo y te preguntas qué puede haberle sucedido (¿un infarto, quizás?). La película continúa con Begbie (Robert Carlyle) en la cárcel: Frankie ha envejecido, sí, pero enseguida nos damos cuenta de que la bestia sigue ahí, cuando intenta partirle la crisma a su abogado. Sick Boy (Johnny Lee Miller) sigue igual que siempre: es un superviviente nato y ha decidido meterse en el lucrativo mundo de la extorsión y la prostitución. Se mete cocaína por un tubo y en sus ratos libres regenta el bar de su tía. Por otro lado, también vemos al bueno de Spud (Ewen Bremner) lamentándose y malviviendo; tiene un hijo con su chica de siempre, sigue enganchado y ha decidido suicidarse para no ser una carga para sus seres queridos. Él es el personaje que más sorpresas nos dará en esta segunda parte: nuestro atolondrado colega ha desarrollado el talento de la escritura y decide plasmar en papel sus vivencias del pasado. El director recrea momentos de la infancia de nuestros amigos con actores infantiles y adolescentes, dándole al film un punto emotivo, nostálgico y muy atractivo.

No entraremos en más spoilers, solo decir que, aunque era de esperar que ‘Trainspoting 2’ no supere a su primera parte (de hecho, está muy por debajo de esta), se agradece ver a los chicos de nuevo después de veinte años. No era necesario llevarla a cabo, pero agradezco la valentía de Danny Boyle. La acción y la emoción caen de golpe justo al final, pero la película tiene buenos momentos y los viejos fans disfrutarán con ella. Así que no se puede pedir mucho más. ‘Trainspotting 2’ se salva de la quema, así que disfrútala con una buena cerveza y un buen porro sin prejuicios ni rencores. Eso sí, espero que jamás saquen la serie basada en estas películas, no podría soportarlo.

NACHO GARCÍA ÁLVAREZ

Share

You may also read!

GIGATRON ‘The Aluminium Paper Album’

Gigatron firman otro magnífico álbum a la altura de su descacharrante leyenda.

Read More...

MR BIG: NUEVO DISCO Y GIRA DESAFIANDO LA GRAVEDAD

Como ya nos avanzó el carismático Eric Martin durante su gira en solitario, Mr Big lanza un nuevo trabajo,

Read More...

BARBARIAN SWORDS + ONIROPHAGUS + TORT (Sala Bóveda, Barcelona 16-06-17)

Devastadora velada de metal extremo, la que vivimos el pasado viernes en la sala Bóveda de la ciudad Condal.

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu