THIS MUSIC LEAVES STAINS: THE COMPLETE STORY OF THE MISFITS (James Greene Jr.)

This Music Leaves Stains(Taylor Trade Publishing)

“Esta música deja manchas en los cerebros más equilibrados”, certificaba el plumilla Claude Bessy en la seminal publicación Slash allá por 1978, refiriéndose al contenido de un sencillo (el apabullante “Bullet”) que coronaba –desde el underground- a los emergentes Misfits como uno de los valores más estimulantes e inclasificables de una escena plagada de monigotes y fotocopias sin gracia. Apoyándose en tamaña afirmación, James Greene Jr. da título y reúne en este tomo todo lo relacionado a la vida, obra e infortunios de la incomparable banda liderada por Glenn Danzig. Una fascinante inmersión a pleno pulmón desde los refrescantes primeros pasos de la formación hasta su abrupta disolución a mediados de los ochenta, ulterior reanimación hace ya dos décadas y decadente etapa postrera -cuesta abajo y con respiración asistida- liderada únicamente por el contumaz Jerry Only (el libro vio la luz antes de que la noticia de la flamante reunión de su line-up clásico nos sorprendiera a todos hace unas semanas). Aportando centenares de datos y una visión realmente objetiva de los hechos, Greene nos brinda un retrato directo y agridulce de unos Misfits que, mereciendo mayor suerte y reconocimiento en su andadura original, acabaron siendo víctimas de la incomprensión, la mala suerte y, especialmente, una incesante guerra de guerrillas en su propio seno que jamás dio lugar a tregua. Su propuesta, tan original como apasionante, la conocéis todos, pero lo que ‘This Music Leaves Stains’ proporciona es una exposición de cicatrices y heridas tras el maquillaje, las canciones y las festivas referencias terroríficas; un comprensivo y tortuoso paseo que, partiendo de unos años llenos de ilusión y camaradería, acabó encontrándose con el progresivo deterioro de un mito eclipsado por las sombras de la fatiga y el recelo. Hoy en día, abrumados quizás por la sobreexposición de su mascota (el sonriente Crimson Ghost) a través de mil y un productos, resulta de lo más edificante echar un vistazo a los años de frustración y derrota que Danzig y compañía tuvieron que afrontar antes de arrojar la toalla, por lo que resulta incluso comprensible que –una vez ganada la batalla legal al gruñón Anzalone a finales de los noventa- Only tirara empecinado contra viento y marea del carro de una criatura que pedía a gritos una segunda oportunidad después de su muerte. Magia y veneno, fracaso e inmortalidad… más que manchas, los Misfits dejaron una huella indeleble que, cuarenta años después, permanece como una de las más especiales e inimitables de todos los tiempos.

ALBERTO DIAZ

Please follow and like us:





Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*