THE ROLLING STONES ‘HAVANA MOON’

the-rolling-stones-havana-moon-news(Eagle Vision)

A simple vista, este lanzamiento podría parecer uno más de tantos conciertos filmados en recintos gigantescos que rigen la actualidad de Sus Satánicas Majestades; pero cuando uno se apoltrona y le da al play del reproductor del DVD/Blue-Ray, a los pocos minutos se percata de que esto es algo diferente. No es un recital más: es un combo  poniendo una acertada pica histórica en la capital de Cuba. Un país que (por las razones que sean) ha estado casi privado de rock & roll desde 1959 y que ha catado las giras internacionales casi con cuentagotas. Hay que reconocer que Jagger, Richards y compañía no han sido los primeros en tocar en Cuba, pero su capacidad mediática y su aura de leyendas les han hecho personajes idóneos para transmitir a la gente de cuba el poder catártico del rock.

A lo que íbamos. Esto no es una filmación cualquiera, y eso se palpa desde el primer momento, cuando Richards toma el escenario acometiendo el inmortal riff de “Jumping Jack Flash”: la audiencia está emocionada, con muchas ganas de algo que han catado muy de uvas a peras. Y la banda se embriaga con eso, se les ve contentos, felices (las sonrisas entre ellos son constantes) al ser embajadores de unos sentimientos que escapan a la lógica del que nunca ha sentido el rock en sus venas. Un concierto que da gusto ver, y que plasma a la perfección lo que son The Rolling Stones en el 2016. Un combo aún muy solvente sobre las tablas, pero que también nota en sus carnes el paso del tiempo, ya que los temas son tocados a un tempo más lento de lo que nos tenían acostumbrados. Incluso al hiperactivo Jagger parece que le cuesta entrar en calor, empezando el recital un poco al ralentí, aunque poco a poco va cogiendo tono, para mostrar que a día de hoy aún pocos le pueden superar como fontman.

No cuesta mucho interpretar que nos encontramos ante una filmación imprescindible, tanto por el contexto como por la profusión de medios usados, quizás no tanto por el repertorio, que no deja de ser un grandes éxitos al uso (normal en una situación de estas características), aunque sorprende y se agradece que recuperen ese reivindicable “Out Of Control”, del ya lejano ‘Bridges To Babylon’ (1998). Quizás como única pega es que no han presentado el concierto en su totalidad; imagino que, queriendo preservar tal cual lo que se presentó en cines, y se hace extraño tener que visionar los temas descartados a modo de extraños bonus.

Mick, Keith, Ronnie y Charlie haciendo historia –y marketing- en la isla de Cuba. Siendo relevantes y siendo capaces de ofrecer aún grandes recitales. Y es que, si le quitamos todo lo superfluo, Sus Satánicas Majestades siguen siendo sólo rock n’ roll, pero nos sigue gustando.

XAVI MARTÍNEZ

 

Share





Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*