THE BONNEVILLES (Rocksound, Barcelona 18/09/18)

Llevan una carrera de un poco más de una década, graban con el prestigioso sello Alive Natural Sounds, y curiosamente era la primera vez que aterrizaban en la península ibérica para presentar su blues rock sobre las tablas. Y la verdad es que se esperaba algo más de expectación, una media entrada no está mal, pero servidor preveía más público para una propuesta que puede calar entre modernos y conservadores por igual. Sobre la hora prevista el dúo se subió al escenario, y de entrada uno se percata de que el buen gusto que tienen al grabar sus discos se traslada al escenario; trajes, corbatas, el rosa y blanco como colores unificadores y un bonito telón de fondo se encargaban de ornar la propuesta de los de Belfast. Como era de esperar la heterogeneidad y detalles de sus grabaciones de estudio era difícil de plasmar en una propuesta escénica minimalista. Así que como perros sabios y viejos que son optaron en tirar por la calle de en medio, es decir; dejaron las florituras para el estudio y nos ofrecieron su versión más descarnada; punk rock blues de alta graduación a toda mecha. Ochenta minutos en que Andrew McGibbon Jr (guitarrista) saco todos los recursos de su guitarra, ejecutando riffs mazacotes, jugando con ellos y retorciéndolos si hacía falta, mientras Chris McMullan con su batería sostenía todo el entramado con su contundencia a los tambores, a ratos hasta tribal. Con este planteamiento fueron desgranando piezas de su repertorio tan directas como “Long Runs The Fox”, “Panakromatik” o “I Dreamt Of The Dead”, todo ejecutado a un volumen atronador, con músculo y con pausas las justas, sólo para presentar alguna canción y agradecer que estuviéramos ahí esa noche. La verdad es que pocos momentos hubo para la calma pero con la ejecución de “Fever Of The New Zealot” consiguieron un exquisito momento de sosiego y de comunión con el público. Ovación merecida y vuelta al escenario para ofrecer un correoso bis para cerrar la velada de manera inmaculada. Afortunadamente el rock & roll sigue pululando por las pequeñas salas y The Bonnevilles son una prueba de ello.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: LECUMBERRY

Deja un comentario

*