THE ANSWER…IS BLOWING IN THE WIND

Quien escriba sobre música alguna vez se ha encontrado en la tesitura de ver cómo una banda, su mánager o responsable de promoción de la discográfica que representa al artista o grupo en cuestión, se ha puesto en contacto con él o su equipo, para que a éste se le haga una crítica de su último álbum, así como una entrevista promocional, no les ha contestado una vez hecho el trabajo. Siempre que accedemos y hacemos nuestra labor, se lo notificamos no sólo a la propia banda, sino también a la propia discográfica. El problema y la sorpresa es cuando los propios interesados no nos responden. No me malinterpreten: no es ira o desdén, sino incomprensión. Confusión porque muchos de esos grupos que se ponen en contacto con nosotros, o suelen ser bandas noveles o, directamente, tienen poco recorrido. A los que escribimos sobre Metal, Rock o Punk nos encanta ver cómo, día tras día, salen formaciones que, pese a la paupérrima situación cultural y la escasísima cultura musical en España, están dispuestos a hacer lo que les gusta, sin más respaldo o calor que el de su círculo más cercano -amigos, familiares, compañeros de escena-, o el de pocos sellos y promotores que creen en ellos. La prensa necesita a los músicos y éstos a la prensa. Estamos en el mismo mundo, y ninguna parte tiene sentido sin la otra.

Las bandas nuevas o poco conocidas siempre suelen ser agradecidas y respetuosas. Pero luego, hay un pequeño porcentaje que, por lo que se ve, no entiende cómo va esto. O sí lo sabe, pero están mal asesorados. El que firma este artículo, en alguna ocasión, ha recibido un encargo por parte de una banda para que hables de ellos. Por lo general, no suelo tener problema. Y en Rock On, uno puede leer cómo mis compañeros han hablado de combos y artistas de diferente calado e influencias musicales. Aquí no somos sectarios. E incluso, pese a que su estilo musical esté en las antípodas de nuestros gustos, todos, en la medida de lo posible, hemos fomentado, fomentamos y fomentaremos que todos tengan la oportunidad de realizarse artísticamente y que se dejen oír. A su manera, todo artista o grupo puede ser especial.

Foto totalmente gratuita de Ritchie Blackmore esperando una entrevista

Foto totalmente gratuita de Ritchie Blackmore esperando una entrevista

Eso no quita para que seamos muchos los que demandamos que, puesto que nos tomamos la molestia de indagar en formaciones que acaban de empezar, y en escuchar su disco repetidas veces para poder darle cuerpo a la entrevista, qué menos que, una vez hecha un trabajo a instancia suya, nos respondan, ¿verdad? Escuchar grupos nuevos nos gusta a todos. Hacer una review de lo último de los Stones, Bon Jovi, U2 o David Gilmour, en ocasiones, es algo rutinario porque sabemos de antemano qué se va a decir; en cambio, los grupos nuevos nos ofrecen un factor sorpresa que somos muchos los que agradecemos.

Fomentemos estos lazos de unión. Desgraciadamente, el Rock no tiene tanta presencia en los medios de comunicación como otros estilos. Y si, encima cada uno no cumple con lo que le toca, se produce un desequilibrio que, a la larga, sólo produce que la no alimentemos y cuidemos la escena y el género como se merecen. Pequeños detalles como éstos son los que, aunque algunos no lo crean, consiguen que todos esos fastuosos festivales que se celebran en Europa y Norteamérica y que todos envidiamos, no pasen por España. El respeto y la concordia son detalles que a menudo olvidamos. El creer que nuestro tiempo es más valioso que el de los demás, también es muy español.

ALEX PALAHNIUK

Share





Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*