THE ALLNIGHTERS (Apolo [2], Barcelona 22/01/18)

Soul, Rythm & Blues, Rock & Roll… para animar una gélida noche de martes de invierno dentro del ciclo mensual ‘Excitements Favorites’. Poca gente en esta velada para un interesante ciclo que esperamos que poco a poco vaya llamando la atención a los seguidores de las negritudes.

The Excitements

Como es habitual se encargaron de abrir la noche los anfitriones de la noche The Excitements y además con un concierto muy especial. Tras la marcha del combo de su frontwoman Koko-Jean Davis han añadido ¿momentáneamente? a sus filas al cantante J. Major y decidieron interpretar en su integridad el legendario álbum en directo de Sam Cooke ‘Live at the Harlem Square Club 1963’, una tarea casi titánica. ¿El resultado? Pues aunque pusieron todas las ganas, con una ejecución perfecta y con un J. Major que mostraba un tono vocal parecido al del maestro Cooke la cosa se quedó en correcta, sin más. Pero es que es muy difícil acometer un álbum de semejantes características, con toda la carga emocional que contiene, producto de una época y momentos muy concretos, con un Sam Cooke al límite y que por momentos tira más hacia el Rock & Roll que hacia el soul. Aun así la cosa funcionó y entretuvo, y fue bonito poder escuchar en directo canciones tan emocionantes y llenas de fuego como “Chain Gang”, “Twistin’ the Night Away” o “Having a Party”. Un entretenido aperitivo y que nos deja con ganas de saber cómo evolucionará la carrera de The Excitements.

The Allnighters

Tras revivir un poco la grandeza de Sam Cooke tocaba enfrentarse a los vitorianos The Allnighters que llevan la friolera de tres décadas dándole al Rythm & Blues más puro. Unos músicos que nada más subir al escenario empezaron a mostrar su solera y sapiencia en el terreno en el que se mueven. Comandados por el carisma y buen hacer de su frontman y armonicista Iñaki García desgranaron temas de su repertorio propio tan recomendables como “I’m Your Slave” o la deliciosamente bluesera “Up the Line”. Así, entre vibraciones negroides y el buen hacer de los músicos (exquisito el trabajo de los dos guitarristas, hasta con reminiscencias de los ZZ Top más retros) fue transcurriendo el poco más de una hora que duró el recital. ¿Pegas? Pues que pese al buen hacer de la banda, el poco público congregado no supo dar el calor y respuesta suficiente para que los músicos se fueran yendo hacia arriba haciendo el ambiente de la sala un poco desangelado. La cosa acabo a ritmo de blues de Texas con la impepinable “Midnight Boogie” y dejándome con la sensación de que había faltado algo. Bien por The Allnighters por no amedrentarse ante circunstancias adversas, pero me quedo con las ganas de verles quizás en un local más pequeño y con  público más abundante y fogoso, seguro que lo bordan.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: LECUMBERRY






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*