TCB BAND (Luz De Gas Barcelona, 31-01-15)

J. Burton 2 (605x800)web

Buena entrada y mejor expectación para recibir nuevamente a parte de la que fue banda de Elvis en el periodo 69-77. Como aperitivo, tomó las tablas Augie Burr, quien (junto a The Velvet Candles y Big Dani Pérez) ejecutó un correcto show de tributo al Rey basado en su mayor parte en el repertorio de primera mitad de los sesenta. Vamos, algo para connoisseurs, pero que valió la pena por escuchar clásicos perdidos como “Dirty, Dirty, Feeling” o “King Of The Whole Wide World”. Tras este divertimento, llegaron los platos fuertes de la noche, saltando primeramente al escenario Terry Blackwood y sus actuales Imperials que ofrecieron un pequeño set de –digamos- ‘gospel rock’, muy bien recibido y que dio paso a la inmortal intro de “Also Sprach Zarathustra” y al clásico “See See Rider”, con el que Elvis iniciaba sus recitales. Los dos miembros originales que quedaban, el guitarrista James Burton y el pianista Glenn D. Hardin, fueron los puntos focales y no engañaron a nadie: vinieron a vender nostalgia, y como tal había que tomarse el recital. Sonó todo lo que tenía que sonar, y también hubo lugar para las sorpresas, como ese “Always On My Mind” nunca interpretado en directo por El Rey o el inesperado ahondamiento en la faceta góspel de Elvis que tuvo su cumbre en la espectacular “How Great Thou Art”. Por lo demás, pocas pegas: James Burton pulsando las seis cuerdas con su habitual buen gusto y ese repertorio impagable (“Suspicious Minds”, “In The Ghetto”, “The Wonder Of You”, la inconmensurable “An American Trilogy”…) ¿Y Dennis Jale, el encargado de llevar con su voz todo a buen puerto? A pesar de que está lejos de la potencia vocal del chico de Tupelo (tampoco lo pretende), es de agradecer que se mantenga fiel a su propia personalidad y no intente un absurdo mimetismo preysleriano que podría caer fácilmente en la hilaridad. Bien por él, aunque a veces abuse demasiado del gimmick de hacer cantar a la audiencia. En resumidas cuentas, una bonita serenata nostálgica de casi dos horas que no engañó a nadie y que nos hizo fantasear con lo que sería ver al coloso Elvis Presley en 1969, 1970, 1972 e incluso 1974. ¿Hasta pronto? Elvis still hasn’t left the buliding!

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: JUSTO CONDE

Please follow and like us:





Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*