TARQUE (Apolo, Barcelona 29/12/18)

Impresionante sold out para la visita a la Ciudad Condal del vocalista de M-Clan en solitario. Venía a refrendar el ejercicio de purismo rockero ejercido en su recomendable primer disco en solitario y por supuesto que lo consiguió, pero tengo que reconocer que quizás el público congregado en la sala no estaba por la misma labor. Me explico, la mayoría de los asistentes daba la impresión de que querían escuchar las canciones más célebres y tarareables de los de Murcia, cosa que por supuesto no sucedió. Carlos salió al escenario con muchas ganas de demostrar cosas fuera de la banda de su vida y arrancó de manera inmejorable con temas de su debut en solitario; “Ahora y En La Hora”, “Heartbreaker” o la irresistible e hímnica “Juicio Final”. Perfecto, además con una banda funcionando (donde destacaba el siempre efectivo Carlos Raya) como reloj suizo y con un sonido de espectacular nivel. Pero comentaba, a pesar de las ganas que se transmitían desde el escenario y con un Tarque entregado como pocos, la conexión con el público no era absoluta, cosa que se empezó a solucionar un poco cuando el vocalista encaró algunas tonadas de M-Clan como “Calle Sin Luz” o “Perdido En La Ciudad” que la gente recibió como agua de mayo. Con el pulso ya bien tomado el concierto fue siguiendo por cauces ‘clásicos’ donde los temas de cosecha propia se fueron alternando con revisiones de Free, Cactus (con poca respuesta del público, todo sea dicho) y el “¡Qué Desilusión!” de Leño. Sin duda, una noche de en la Carlos Tarque se reafirmó como rockero puro que momentáneamente tiene ganas de alejarse del mainstream, aunque cierto sector de público no quería verlo o apreciarlo. Tras noventa minutos de concierto con un Tarque que estuvo más que comunicativo tanto con el público como con su banda (los guiños de complicidad eran abundantes) finalizaron el recital con la muy apropiada “Donde Nace el Rock & Roll” entre vítores y ovaciones a discreción. Muy buen concierto de una artista que se notaba que necesitaba empaparse de austeridad y de reencontrarse con su yo más clásico, rockero y ortodoxo. Que a fin de cuentas es donde nace y muere el rock & roll.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: LECUMBERRY

Deja un comentario

*