SUMA / AVON (Rocksound, Barcelona 03-05-18)

Qué dos bandas tan potentes como distintas coincidan la misma noche es la prueba perfecta de qué la escena underground de Barcelona está más viva que nunca.

 Es muy difícil hablar de Alfredo Hernández y Avon sin acordarse de nombres tan imprescindibles como Kyuss o QOTSA. Sin embargo, junto a James Childs y Charles Pasarell, Alfredo ha sabido darle personalidad a su proyecto Avon Desert Rock con un estupendo segundo trabajo que lleva por nombre ‘Dave’s Dungeon’.

Los californianos se presentaban por segunda vez en la sala Rocksound con muchas ganas de ofrecer un buen show y de empezar su gira por España ya que en palabras del propio Alfredo “Actualmente es más fácil girar por Europa que por Estados Unidos”. Debido a la coincidencia con Suma, la fecha estaba inicialmente reservada solo para los suecos, pero los californianos ofrecieron un repertorio un poco más corto de lo previsto pero hicieron disfrutar igualmente a un público cien por cien fiel al mexicano. Es imposible no hacer a tus fans disfrutar con guiños a QOTSA con temas como ‘Avon’ o ‘Regular John’.

Pero Avon es más que el pasado de Alfredo y los temas de su nuevo trabajo como ‘Yellow’, o ‘Mace Face’ combinaron perfectamente con pelotazos como ‘Fallen’, ‘Mad Marco’ o ‘Smash Em Down’ de su primer álbum.

Avon ofrecieron un show de poco más de una hora en la que el Groove de Alfredo Hernández a la batería llenó de nostalgia stoner la sala Rocksound.

Al final de Alta Fidelidad de Nick Hornby, su protagonista, Rob, hace una sesión de DJ, bajo el título ‘Dance Music For Old People’. De alguna manera esta frase me vino a la cabeza viendo la puesta en escena y la fuerza de Suma. Hace años no me habría fijado en su sonido pero con la edad esos riffs que llevan al sonido Stoner un paso más allá para mezclarse con el Post Rock y el Doom, me parecen tan intensos como atractivos y apetecibles.

Los suecos hicieron vibrar las paredes de la sala como nunca. Temas como ‘Ashes’ o ‘Let the Churches Burn’ sonaron como una auténtica apisonadora. La atronadora batería de Eric, situada en el centro del escenario para que Rick pudiese jugar con lo samplers en la parte de atrás, hizo de perfecto guía a las guitarras de Peter y al bajo y voz de Johan, el cual prácticamente se deja el alma con las cuerdas vocales.

Suma ofrecieron un show duro, intenso y pesado cuyos sonidos en ciertos momentos recordaron a nombres tan imprescindibles de la escena como Pelican o Native Daughters: poststoner de muchos quilates para adultos para dejarse atrapar en el vacío.

DANI S. GARCÍA

Deja un comentario

*