STEPHEN PEARCY ‘Smash’

In DISCOS, RESEÑAS

Lo confieso: tengo una debilidad total por Ratt. Soy consciente de que son un pie de página en la historia de rock and roll, pero siempre me parecieron una delicia, tanto a nivel musical como estético. Discos como ‘Out Of The Cellar’ o ‘Dancing Undercover’, iluminaron mi cada vez más lejana post adolescencia. Ahora bien, también hay que tener claro que, sin duda, Ratt son una de las bandas más disfuncionales de la historia. Sus miembros se odiaban entre sí y Stephen Pearcy, frontman de la banda, ha abandonado la formación hasta en tres ocasiones. Ni la desgraciada muerte de Robbin Crosby pudo poner paz en sus filas, dando lugar a rocambolescas situaciones. La penúltima de ellas, protagonizada por Bobby Blotzer, batería del grupo -un tipo con muy pocos escrúpulos, sin duda-, que intentó, sin éxito por supuesto, montar su propia versión de Ratt, con cuatro pasmarotes anónimos. La cosa ha llegado a alcanzar niveles tan delirantes que, en el momento de editarse este nuevo álbum en solitario de Pearcy, el cantante declaró que había acabado definitivamente con Ratt. Pues bien, en el momento de escribir estas líneas, ¡¡ya se ha confirmado una nueva reunión!! Pero basta de prólogos, y analicemos lo que da de sí este ‘Smash’.

Que nadie espere grandes experimentos: el viejo Pearcy es un tipo de gustos sencillos. Lo suyo es Aerosmith, Van Halen, AC/DC, Zeppelin… hard rock de toda la vida. Si acaso, la inicial “I Must Be Crazy” juega con sonoridades algo más modernas, pero trallazos como “Ten Miles Wide” o “Lollipop” encajarían sin problemas en cualquier disco de Ratt; en parte, es cierto, por la característica voz de Pearcy (en un registro más grave de lo habitual, eso sí). “Shut Down Baby” y “What Do Ya Think” son puro Zeppelin, y, por otra parte, cosas como “Rain” inciden en texturas más melódicas. La banda que acompaña a Pearcy está repleta de viejos conocidos del hard rock 80’s: el batería Greg d’Angelo (ex-White Lion); Matt Thorne, bajista de Rough Cutt y Jailhouse, entre otros. De las guitarras se encarga Erik Ferentinos, de la banda sueca Mad Architect. Todos demuestran de sobra su valía en temas como “Jamie”, “I Can’t Take It”, o “Passion Infinity”, en la cual Ferentinos emula al enorme Warren de Martini sin esfuerzo alguno. La sosegada “Summers End” sirve como cierre a este disco, que, si bien no va a remover los cimientos de la escena, es un buen disco de hard rock rotundo y honesto. Habrá que ver si el nuevo disco de Ratt sigue por estos derroteros. Porque habrá nuevo disco de Ratt. Que a nadie le quepa la menor duda.

EDU A. CRIME

Share

You may also read!

ORQUESTA MONDRAGóN (Sala Barts, Barcelona 15-06-2017)

Cuarenta años de historia y una auténtica fiesta rockera en directo: el tiempo no pasa por Javier Gurruchaga y

Read More...

QUINN SULLIVAN ‘Midnight Highway’

(Provogue) La verdad es que este asunto del blues rock contemporáneo se está volviendo algo cansino. La montaña de

Read More...

BARBARIAN SWORDS: PLAGA DE GUSANOS EN BARCELONA

Este próximo viernes 16 de junio a partir de las 20 h., se va a desatar el infierno en

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu