SICK OF IT ALL (Razzmatazz 2, Barcelona 08-05-16)

Terror razznatazz 2

Terror

Treinta años. Si bien para un grupo de rock ya es un número importante, en el hardcore encontramos que es verdaderamente inusual que una banda alcance esa edad. Y menos sin darse un respiro, como es el caso que nos ocupa. Sick Of It All llevan desde 1986 pisoteando escenarios, sin descansos ni falsas separaciones y casi sin cambiar de formación (su último cambio data de 1991 con la entrada de Craig Setari como bajista). Han girado tanto que yo no sería capaz de decir a cuántos conciertos suyos he ido, y la sensación que me dejan siempre es la misma: les queda cuerda para rato.

Para este cumpleaños, los neoyorquinos no venían solos. La fiesta empezaba con la actuación de los rusos Siberian Meat Grinder, quienes calentaron a los primeros (y escasos) asistentes con una buena sesión de hardcore/crossover, con riffs que se acercan peligrosamente al thrash más furioso, y dos vocalistas enmascarados sin miedo a tontear con el rapcore. Una banda a la que habrá que seguir la pista. Algo más fríos estuvieron los británicos Broken Teeth, pese a tener bastante más público que la banda anterior. Con un sonido más convencional – enmarcado en el hardcore con tintes modernos – y una puesta en escena menos poderosa que la de los moscovitas, fueron la banda menos vistosa de la noche, pero lo que nadie podrá negar es que se emplearon al máximo por dar un buen show. Si mantienen la actitud y encuentran una voz propia, puede que la próxima visita tenga un resultado muy diferente.

Para la tercera actuación de la noche, la situación era bien distinta. La sala 2 de Razzmatazz ya lucía bastante más poblada, pese a que la parte trasera seguía cortada para cuando los californianos Terror saltaron al escenario. Terror son actualmente uno de los pesos pesados de la escena y cuando los ves en directo es fácil entender por qué. Con un sonido aplastante y la entrega habitual, Scott Vogel y los suyos dieron un buen repaso a ‘The 25th Hour’ y a temas que ya son clásicos de la banda como “One With The Underdogs” y “Lowest Of The Low”. No faltaron las también clásicas charlas de Vogel pidiendo al público más stagediving, aunque la audiencia todavía se mostraba algo tímida al respecto, y para cuando pusieron el broche a su actuación con su himno “Keepers Of The Faith”, ya tenían el Razz en el bolsillo.
Seguía entrando gente hasta el punto de que tuvieron que quitar las cortinas que recortaban el aforo cuando llegó la hora de la verdadera fiesta.

Sick of it all razzmatazz 2 news

Sick Of It All

Con parte de la sala extasiada tras la descarga de Terror y un importante número de recién llegados, los cumpleañeros Sick Of It All saltaron al escenario decididos a dejar claro que aquí los que mandan son ellos. Y de qué forma. Arrancando con “Take The Night Off”, un claro favorito, el grupo comandado por Lou y Pete Koller salieron a por todas. Sonaron canciones de su último trabajo, ‘The Last Act Of Defiance’, pero esto era una celebración de 30 años de carrera y no dejan ni un año sin visitar. “Good Lookin´ Out”, “Injustice System” o “Potential For a Fall” echan la sala abajo, ahora con un tráfico considerable de saltadores de escenario y un moshpit dispuesto a dejarse la piel, como ocurre en el ya obligatorio wall of death de “Scratch The Surface”. Viendo al grupo parece mentira que lleven tres décadas trabajando a ese nivel; Sick Of It All podrían ser la viva definición de incombustibles. Pete Koller sigue saltando de lado a lado del escenario como si lo del peso de los años no fuera con él y su hermano Lou sigue maltratando sus cuerdas vocales como si no le costara y tirando de carisma para mantener al público con una sonrisa de oreja a oreja (Dave Grohl es the nicest guy in rock? Venga ya!). Incluso tuvo que mediar entre algunos asistentes y miembros de la crew tras un incidente en el escenario para que la cosa no fuera a mayores, y cuando otros se hubieran puesto gallitos o abandonado el escenario, lo zanjó con un “¿ya somos amigos de nuevo? Tenemos que seguir con la fiesta”. Y seguimos con la fiesta. Si más bandas de rock disfrutaran de su trabajo la mitad de lo que lo hacen estos tipos, esto sería maravilloso. Con “Step Down” no se despedían, como es habitual, sino que entraban en una recta final de traca en la que “Us Vs Them” exigía un último esfuerzo a un público agotado y el último tema era sabiamente elegido como una auténtica declaración de principios: “Built To Last”, hechos para durar. Y que duren. Para Sick Of It All, treinta años no son nada.

TEXTO: ISAAC MORA

FOTOS: LECUMBERRY

Please follow and like us:





Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*