SEXY ZEBRAS / NIÑA COYOTE ETA CHICO TORNADO (Salamandra 2, Hospitalet De Llobregat 18-03-17)

Otro apetecible doble cartel de rock nacional dentro de los conciertos programados en el marco del Let’s Festival en esta edición del 2017. Y la cosa iba de rock aguerrido, con dos propuestas diferentes pero que se complementaron entre sí.

Los primeros en subirse al escenario fueron el dúo euskaldún Niña Coyote Eta Chico Tornado, a los que personalmente les tenía muchas ganas de pillar en formato sala. Sus dos álbumes habían calado hondo en mi reproductor de CD debido a su enérgica propuesta basada en el blues más pesado, la psicodelia y el stoner. Resumiendo, como si The White Stripes en vez de estar influenciados por Led Zeppelin lo estuvieran por Black Sabbath.

Sin más accesorios que su instrumental –que no es poco- tomaron las tablas al son de la densa “Monster”, y ya nos percatamos que aquello no iba a ser un concierto del montón. Dos artistas totalmente imbuidos por su música y que no daban respiro al personal. Koldo Soret manejaba los riffs a su antojo con su guitarra y generosa pedalera y Ursula Strong con su contundencia y recursos llenaba las fisuras que puede dejar la falta de un bajo. La cosa funcionaba a todo trapo, y el público presente se iba animando y moviendo la cabeza al ritmo de sus pétreos riffs. “Txaman”, la marchosa “Diana & Sebastian” o la trepidante “Ariñau” calaron en el público con un Koldo que cada vez cogía más confianza y se iba yendo hacia arriba. Hubo tiempo también para un par de versiones de Iggy & The Stooges y del eterno Jimi Hendrix que pasadas por su filtro del riff eterno lucieron muy gozosas. El impecable recital llegó a su fin con las contundentes “Hotsa” y la plúmbea “Lainoa” con los dos protagonistas llevando al límite sus instrumentos. Una victoria escénica en toda regla y que a buen seguro los asistentes harán saber a sus colegas y allegados.

Tras la tormenta eléctrica de Niña Coyote Eta Chico Tornado era el turno de Sexy Zebras. Si bien lo de los madrileños también es muy enérgico también es cierto que discurre por otros derroteros. La verdad es que su álbum ‘Hola, Somos Los Putos Sexy Zebras’, me gusta, su mezcla de punk, garage, toques de rock alternativo y humor es muy resultona, pero en directo, sin hacer un mal concierto para nada me dejaron un poco frío. Como un ciclón el trio asaltó el escenario, energía en estado puro y con una imagen muy deudora de los Red Hot Chili Peppers más desquiciados (era ‘The Uplift Mofo Party Plan’). Canciones como la irresistible “El Semental”, “La Máquina” o la bailable “Búfalo Blanco” hicieron moverse y disfrutar al público, pero quizás su actitud demasiado anclada en tópicos del rock nacional de corte contestario me hicieron no acabar de conectar con ellos. Obviando ese detalle –que para otros será una virtud- hilvanaron un concierto divertido y salvaje (sin obviar la pericia instrumental), tanto que tuvo un final deslucido al romperse el parche del bombo y tener que ofrecer un bis en clave ¿acústica? Un recital agotador sin duda.

Una velada de rock & roll nacionalidad de calidad gracias al buen criterio de los organizadores del Let’s Festival.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: JOSEP Mª LLOVERA

Share





Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*