SEPULTURA ‘Machine Messiah‘

In DISCOS, RESEÑAS

(Nuclear Blast/PIAS)

Básicamente, se puede afrontar este nuevo trabajo de Sepultura de dos formas. Manera uno, la habitual: “Vaya trabajo más horrible, ya no son lo que eran, a ver si vuelven los hermanos Cavalera de una puñetera vez. No me da la gana escucharlo”. Manera dos: “Bueno, vamos a ver que han hecho esta vez. Igual me sorprenden”. Lo cierto es que la persistencia de Andreas Kisser durante estos últimos veinte años ha dado sus frutos y ya va siendo hora de que se le reconozcan sus méritos, porque ‘Machine Messiah‘ es posiblemente el mejor disco de la era Derrick Green. Imaginativo, con ideas, valiente, sin complejos. Y, lo mejor, es un trabajo de una banda que intenta no ser prisionera de su pasado. Max, que se llevó  la mayor parte de la atención mediática y de los fans, intentó alargar de manera imprudente el legado de ‘Roots‘ (un disco sobrevalorado, que lleva implícita la marca de la autodestrucción) con sus Soulfly, a todas luces un grupo con una producción mucho menos interesante que lo que nos ofreció Sepultura en todos estos años. Si eres de los que esperan encontrar aquí una continuación de obras cumbre como ‘Beneath the Remains‘ o ‘Arise‘, ya puedes dedicarte a otra cosa. Sin embargo, si eres de los que ven la lógica en que una banda no siga haciendo lo mismo en una historia que ya dura treinta años (a menos que seas AC/DC), encontrarás aquí muchos puntos de interés.

Sí, Sepultura sigue siendo una banda de metal de alto octanaje, robusta y con los dientes afilados; pero con matices, según la ocasión lo requiera. De acuerdo, cuando ponen la directa, no toman prisioneros, como en las frenéticas “I Am The Enemy”, “Silent Voices” o “Vandals Nest“. Pero ese tipo de temas directos a la yugular no supone ya ningún desafío para los brasileños, por lo que los puntos de interés brillan mucho más en temas más intrincados y laboriosos, como la inicial “Machine Messiah” (que empieza de forma melódica y amenazante, con un sorprendente Green cantando sinuosamente), la excelente “Phantom Self” (con esos pasajes de violines arábigos, que incluso desafían a la guitarra de Kisser en el solo) o la tremenda “Sworn Oath” y sus impresionantes arreglos orquestales. Andreas tiene ahora un equipo ganador con el que puede llevar a Sepultura más allá de sus límites y todavía sorprendernos… a estas alturas. Y como muestra, la instrumental “Iceberg Dances” en la que incorporan guitarras acústicas e incluso un solo ¡de órgano! Es verdad que Sepultura ha estado demasiado tiempo en esa especie de tierra de nadie, a rebufo de su historia pasada e impulsándose con trabajos que basculaban entre lo correcto y la indefinición. Pero es tiempo de volver la mirada hacia ellos y volver a valorar su oferta (atención al trabajo a los tambores de Eloy Casagrande en éste, su segundo trabajo). En breve, los tendremos aquí con Kreator y será un buen momento para el reencuentro.

YURI VARGAS

You may also read!

BOB WAYNE ‘Bad Hombre’

Bob Wayne vuelve a la carga con 'Bad Hombre', uno de los mejores títulos de su discografía.

Read More...

LA GUERRA DEL PLANETA DE LOS SIMIOS (Matt Reeves)

La última entrega del Planeta de los Simios gana la guerra a Tim Burton.

Read More...

U2 + NOEL GALLAGHER’S HIGH FLYING BIRDS (Estadi Olímpic, Barcelona 18-07-2017)

La gira del treinta aniversario de 'The Joshua Tree', uno de los acontecimientos más celebrados de la temporada.

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu