S.O.S. EL MUNDO EN PELIGRO (Terence Fisher)

SOSelmundoweb (442x640)Resulta curioso que con la Hammer en la cima de sus facultades (allá por 1966), su director fetiche (Terence Fisher) y uno de sus actores emblema (Peter Cushing) aceptaran la oferta de una productora menor -Planet- para prestar su talento a una cinta con clara vocación de serie B. Pero ello no quita que no sea una cinta que vale la pena visionar o redescubrir, ya que sin ser un referente del género que se mueve (entre la ciencia-ficción y el terror), ofrece entretenimiento y buen hacer. En líneas generales, la trama sería la lucha de unos médicos en una isla contra unas extrañas criaturas creadas por accidente que dejan sin tejido óseo a todo aquel que se interpone en su camino. Aparte de tener dos partes bastante diferenciadas y de su estética un poco deudora de ‘La Guerra De Los Mundos”, la película funciona muy bien debido a que Fisher renuncia al cromatismo hammeriano para dar pulso, intriga y continuidad a un guión sencillo, pero bien explotado. Una buena dirección que se quedaría en menos si no contara con el nunca bien ponderado Cushing, actor de raza que nunca fue incapaz de no dar lo mejor de sí mismo, incluso en un producto de pocos medios como este. Su interpretación de cuerdo y flemático doctor le da pedigrí a un metraje que brilla con su sola presencia, aunque el resto del reparto también sabe estar a la altura, especialmente Edward Judd y Carole Gray. Un delicioso -y muy británico- artefacto de explotación que enaltece el concepto de serie B y que muestra a la Pérfida Albión como reyes de los géneros que nos ocupan en los swinging sixties. Entrañable alternativa a la todopoderosa Hammer y (¿por qué no?) a su competidora, la también reivindicable Amicus.

XAVI MARTÍNEZ

Share





Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*