RUSH ‘Clockwork Angels’

In DISCOS, RESEÑAS

 

Rush-Clockwork-Angels(Roadrunner)

Más de cuatro décadas de andadura y todavía sorprendiendo y maravillando como el primer día, Rush entregan su vigésimo álbum de estudio con la habitual pericia (llámenle virtuosismo) y una envidiable energía que les remite a su época más añeja. Parece que el tiempo no pase por ellos (si lo hace, da la impresión que sea en sentido inverso al de las agujas del reloj)… y como de “tiempo” va la cosa, Clockwork Angels se apoya en tan abstracto término para desarrollar un fascinante trabajo conceptual en el que no falta de nada: escenarios post-industriales, magia futurista, evasión y anarquía, misteriosos carnavales, máquinas de vapor a pleno rendimiento… un contexto de puro steam-punk fagocitado con arrolladora naturalidad por unos artistas que disfrutan como críos recreando cinemáticos pasajes de ensueño a través de una música que gana en matices y fuerza con el paso de los años. El trío canadiense se lo ha tomado con calma a la hora de gestar su nueva criatura, pero la espera ha valido la pena: Clockwork Angels no es, a priori, un álbum de fácil digestión, pero la particular alquimia existente entre sus creadores (siempre mutante y fresca) es su principal baza. La voz nasal y el arrollador bajo de Geddy Lee, los inconfundibles riffs del nunca suficientemente reivindicado Alex Lifeson y, especialmente, un Neil Peart magistral, tanto escribiendo como aporreando su instrumento, son la mejor garantía para disfrutar –otra vez- del viaje, o más bien de la epopeya. Con piezas tan irresistibles como «Caravan», «The Anarchist», «Seven Cities of Gold» o la inconmensurable «Headlong Flight» (que podía pertenecer a tótems clásicos del calibre de Fly By Night y Caress of Steel), la nueva propuesta de Rush habla por sí sola, empleando –como no- un lenguaje tan inimitable como universal. Un placer tenerles de vuelta en tan buena forma.

ALBERTO DIAZ

You may also read!

KARL OVE KNAUSGARD ‘Tiene Que Llover’

(Anagrama / L’Altra Editorial) La prosa de Knausgard (Oslo, 1968) parece sencilla, pero es realmente elaborada y magnética; no

Read More...

BLACKFIELD ‘V’

(KScope / Top Artist) Paralelamente a Porcupine Tree, el guitarrista y cantante Steven Wilson formó junto al israelí Aviv

Read More...

STEVEN WILSON ‘To The Bone’

(Caroline) Ya queda atrás su etapa con Porcupine Tree y también sus dos primeros discos en solitarios (más instrumentales

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu