ROSS THE BOSS (Razzmatazz 3, Barcelona 16-03-17)

In DIRECTOS

Ha tenido que ser Ross The Boss, el inconmensurable guitarrista original de los también (en otro tiempo, eso sí) inconmensurables Manowar, el que se haya encargado de hacer lo que debería ser un trabajo para su antigua banda: ofrecernos una inolvidable velada de heavy metal clásico, en la cual interpreta, uno tras otro, todos esos maravillosos temas, contenidos en los seis primeros (e imprescindibles) trabajos de la banda. Y esa es, precisamente, la razón de ser de esta gira, adecuadamente titulada “Discipline Of Steel Tour”: tocar esos temas tal como fueron concebidos, sin necesidad de soportar los soporíferos solos y las interminables peroratas con que los actuales Manowar castigan a su audiencia. De forma algo inesperada, se colgó el siempre atractivo cartel de “sold out” en la pequeña de Razzmatazz Quien suscribe, no abrigaba demasiadas esperanzas, en cuanto a afluencia de público se refiere. Sin embargo, el ambiente se encontraba ya bastante caldeado, y la sala prácticamente llena, cuando Invisible se subieron a las tablas. Encargados de calentar a la audiencia, Invisible ofrecieron un potente concierto. Procedentes de provincia de Zaragoza, el trío practica un heavy metal de corte clásico, con evidentes influencias de las bandas hispanas de los ochenta. Por si no quedaba claro, la versión de “Incomunicación” de Barón Rojo no dejó lugar a dudas. La banda se manejó muy bien en escena, y su actuación arrancó no pocos aplausos.

No hubo que esperar demasiado a que Ross The Boss y los suyos tomaran el escenario. En esta ocasión, el guitarrista se ha hecho acompañar por Mike Lepond, bajista de Symphony X, el frontman Mike Lopes, actual cantante de Meliah Rage y del combo de metalcore, Let Us Prey, y nada menos de Kenny “Rhino” Earl, también ex-miembro de Manowar, tras la batería. Una formación realmente potente, sin duda. Nada que ver con aquella endeble banda que le acompañó en su anterior visita, hace ya unos años. Sin más dilación, “Blood Of The Kings” hizo los honores, y, desde el minuto uno, quedó patente que la noche iba a ser para no olvidar. Lopes se reveló como un entregadísimo frontman, con un tono de voz con poco que envidiar a Eric Adams. Su trabajo fue sencillamente soberbio. Por su parte, Ross The Boss quiso dejar claro que él es el guitarrista de Manowar, sea quien sea el fulano que milita actualmente en la formación. Que sí. Que Karl Logan es muy técnico, y toca muy rápido, pero ni en cien vidas conseguirá tener el feeling, el carisma, y el saber hacer de The Boss. Tras un “Death Tone” que nos recordó la cara más rockera de Manowar, el show se vino definitivamente arriba con una retahíla escalofriante de temas, ejecutados con una contundencia y una entrega casi irreal. Piezas de orfebrería metalúrgica como “The Oath”, “Thor (The Powerhead) o “Each Dawn I Die”, se mezclaban con clásicos absolutos del género, como “Blood Of My Enemies”, “Sign Of The Hammer” o una absolutamente demoledora “Kill With Power” con la sudorosa audiencia cantando aquello de “Die! Die!” a pleno pulmón.

Fue todo un acierto rescatar del olvido dos piezas tan incontestables como “Gloves Of Metal” y “Dark Avenger”, sobre todo esta última, con sus múltiples cambios de ritmo, lo cual puso de manifiesto la capacidad técnica de la sección rítmica de Lepond y Rhino. Hubo tiempo para un entretenido solo de batería antes de la celebérrima “Fighting The World”, durante la cual Mike Lopes grabó al enfervorecido público con su cámara. Tras una primigenia “Metal Daze”, el show se encaminaba hacia su apoteósico final, de la mano de la simpar “Battle Hymn”, con la banda funcionando a plena potencia, en particular con un Lopes en estado de gracia. Y qué mejor colofón para una noche tan redonda como esta, que la incontestable “Hail And Kill”, la cual el propio frontman presentó como uno de sus temas favoritos de la historia. Digno broche final para un concierto absolutamente incontestable de principio a fin, que puso, dramáticamente de manifiesto, la diferencia abismal que existe entre una banda como la que presenciamos esa noche, y la burda autoparodia en que se han convertido los actuales Manowar.  Como me comentaba hace poco un querido compañero de fatigas, cuando Ross The Boss dejó Manowar, se llevó con él el sentido del humor, y, sobre todo, el rock n roll. Verdades como puños.

TEXTO: EDU A. CRIME

FOTOS: LECUMBERRY

Share

You may also read!

GIGATRON ‘The Aluminium Paper Album’

Gigatron firman otro magnífico álbum a la altura de su descacharrante leyenda.

Read More...

MR BIG: NUEVO DISCO Y GIRA DESAFIANDO LA GRAVEDAD

Como ya nos avanzó el carismático Eric Martin durante su gira en solitario, Mr Big lanza un nuevo trabajo,

Read More...

BARBARIAN SWORDS + ONIROPHAGUS + TORT (Sala Bóveda, Barcelona 16-06-17)

Devastadora velada de metal extremo, la que vivimos el pasado viernes en la sala Bóveda de la ciudad Condal.

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu