ROCK FEST BCN (Parque Can Zam, Santa Coloma de Gramanet 23/24/25-07-15) (II)

Rock fest bcn twisted sister lecumberry

DIA 2: 24 DE JULIO

Para la segunda jornada, apenas pudimos presenciar la mitad del concierto de Brujería, pero, en ese tiempo, pudimos apreciar cómo se las gastan las huestes de Juan Brujo. Acompañado esta vez por figuras de la escena extrema como Jeff Walker (Carcass), Shane Embury (Napalm Death) o Nicholas Barker (Cradle of Filth, Dimmu Borgir), Brujería desgranaron su repertorio de “narcocorridos” grindcore, ante un público bastante numeroso, teniendo en cuenta la hora de su concierto, y el asfixiante calor. “Marcha de Odio”, “Mecosario”, “Consejos Narcos”, “La Migra” y, por supuesto “Matando Güeros”, todas tuvieron cabida en el gran concierto que ofrecieron estos encantadores narcos satánicos. Para acabar, su particular versión de nuestro particular hit patrio, “Macarena”, rebautizado como “Marijuana”, y que interpretó únicamente Juan Brujo, sobre una base pregrabada. Tras ellos, llegaron Nuclear Assault, el legendario combo thrash de New York, liderado por el incombustible Dan Lilker; y, ahora que el grupo está embarcado en su gira de despedida, la ocasión era inmejorable. Con un irreconocible John Connelly al frente, el grupo comenzó su set con algunos problemas de sonido, e incluso tuvieron que parar durante el primer tema. Todo mejoró en el siguiente, “Brainwashed”, sin duda, uno de mis temas favoritos del grupo. Y, a partir de ahí, clásicos absolutos del género como “Game Over” o “Critical Mass”, con alguna concesión al presente, en forma de tema nuevo: “Analogue Man in a Digital World”, y bestialidades demenciales como “Butt Fuck” o la mítica “Hang the Pope”. El bastión de Nuclear Assault sigue siendo el larguirucho Dan Lilker, con su bajo a la altura de las rodillas, y su tremenda presencia escénica, ya que, tanto Connelly como el guitarra solista, Eric Burke, estuvieron algo erráticos durante el show. No fue el mejor concierto de la jornada, pero, sin duda, cumplieron con creces, al igual que los germanos Destruction, veteranos en este tipo de eventos, que ofrecieron un concierto de manual. Comandados por un Schmier pletórico a las voces, y Mike soltando riffs a diestro y siniestro, Destruction desgranaron un repertorio trufado de clásicos como “Thrash ´til Death”, “Mad Butcher”, o una espectacular “Nailed to the Cross”. El batería “Vaaver” Dramowicz está plenamente integrado en la banda, y es una maquinaria de precisión tras su kit. Sin prácticamente concesión alguna a sus trabajos más recientes, la banda enfiló la parte final del concierto sin quitar el pie del acelerador: “Life Without Sense”, “Death Trap”, la venenosa “Bestial Invasion”, y, como colofón, “The Butcher Strikes Back” completaron el que fue, probablemente, una de las mejores actuaciones del día. Desde que establecieron su actividad en México, Ángeles del Infierno se han dejado ver muy poco por estos lares. Los donostiarras, -sin duda una de las puntas de lanza de aquella segunda ola de bandas de heavy metal estatales, surgidas a mediados de los ochenta-, gozaron de un lugar privilegiado en el cartel de la segunda jornada del festival, lo cual, desgraciadamente, no se tradujo en un gran concierto. A nivel de entrega, los de Juan Gallardo (ùnico miembro original junto Robert Álvarez, guitarra solista) lo bordaron; el repertorio fue de ensueño: “Rocker”, “Con las Botas Puestas”, “Fuera de la Ley”, “A Cara o Cruz”, la golfísima “666”, o “Al Otro Lado del Silencio”, cayeron casi sin descanso. El problema fue el nefasto sonido que padeció la banda, lo cual hizo prácticamente imposible disfrutar de su actuación. Tampoco ayudó el hecho de que la banda se presentara en forma de septeto (¡¡!!), con tres guitarristas y un teclista (el cual, prácticamente estaba de atrezzo). Con la obligatoria “Maldito sea tu Nombre”, finalizó un concierto que, de no ser por los graves problemas de sonido, habría sido uno de los “highlights” del festival.

Rock fest bcn europe lecumberry

Y aunque su época de gloria parece haberse marchitado hace tiempo, los germanos Helloween siguen siendo una gran banda en directo, y su actuación en el Rockfest fue una más que agradable sorpresa. Presentaban su nuevo trabajo, “My God Given Right”, del cual interpretaron un par de temas, que no sonaron nada mal. De todas formas, los de Andi Deris salieron a la yugular, con una tremenda “Eagle Fly Free”, seguida de la siempre divertida “Dr. Stein”. Helloween se olvidaron por completo de sus últimos discos, y se centraron en sus temas más conocidos (no seré yo quien se queje). Así, pudimos disfrutar de cosas como “Power”, “If I Could Fly”, y un extenso medley, que incluyó fragmentos de “Halloween”, “Keeper of the Seven Keys”, “Sole Survivor”, o “I Can”. El sonido sí acompañó esta vez, y las guitarras del pintoresco Michael Weikath, y el nuevo fichaje, Sascha Gerstner, brillaron por todo lo alto, así como la voz de Andi Deris. Para el final, como no podía ser de otra forma, “Future World”, y la sempiterna “I Want Out”, las cuales disfrutamos bajo una persistente lluvia que palió, en parte, el sofocante calor de una jornada en la que se esperaba mucho de Twisted Sister, banda que -desde luego- no defraudó a nadie (¿alguna vez lo han hecho?): nuevamente, Dee Snider y los suyos lo pusieron todo patas arriba desde el minuto cero con ese demoledor “What You Don’t Know (Sure Can’t Hurt You)” y ya no hubo tregua durante los noventa minutos que duró su pase. Dee Snider saltó, se agitó, soltó arengas, fue malhablado como él solo e incluso tuvo tiempo de increpar a los roadies que preparaban el escenario de los ‘fucking Europe’. ¿El repertorio? El habitual, con alguna rareza como ese inesperado “The Beast”, y los infaltables “We’re Not Gonna Take It” (con reprise “huevos con aceite”) y “I Wanna Rock”. Impecables y emocionantes, con ese constante homenaje al recientemente fallecido AJ Pero, al que sustituyó un Mike Portnoy que aún dio más empuje a la banda. Tras semejante torbellino escénico, difícil lo tenían Europe, pero fueron a lo suyo con un Joey Tempest más coverdalizado que nunca, hilvanando un recital sin mácula. Como es habitual en ellos, dedicaron la mitad del repertorio a su producción más reciente (hasta cinco temas cayeron del reciente ‘War Of Kings’), que sonaron gozosos entre material más clásico como “Superstitious”, “Ready Or Not” o “Scream Of Anger”. Finalizaron con el inevitable “The Final Coutdown”, que fue recibido con inmensa algarabía y que llegó a sonar hasta creíble. Perfecto e inmaculado. Europe están muy vivos, y lo saben.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ & EDU A. CRIME

FOTOS: LUÍS LECUMBERRY






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*