ROCK FEST BCN (Parque Can Zam, Santa Coloma de Gramanet 23/24/25-07-15) (I)

Rock fest bcn status quo

DIA 1: 23 DE JULIO

Muchas expectativas habían puestas en la segunda edición de este metálico festival, y -quitando algunos problemas logísticos y de acceso a las instalaciones acaecidos el primer día y de los que se debería tomar nota- el balance que se puede hacer de los tres días es positivo, ya que todo esto puede ir a bastante más. Entrando ya en harina musical, iniciamos la jornada del primer día viendo al incombustible maestro Rosendo, que no se amilanó ante el sol y el sofocante calor y acometió un recital al que no se le puede poner pega. Su rock de barrio y callejero (pero de sobrada categoría) le dio alegría a la tarde y entretuvo a casi todos los asistentes combinando temas contemporáneos de su brillante ‘Vergüenza Torera’ con clásicos irrefutables del calibre de “Flojos De Pantalón”, “Pan De Higo” o el imprescindible “Maneras De Vivir”. Incontestable. Harina de otro costal fue lo de los reyes del metal progresivo Dream Theater: a pesar de que ejecutaron un concierto solvente e impecable, quizás una abrasiva tarde de verano no sea la situación ideal para degustar su intricada propuesta y por momentos podían resultar cansinos. Aún así, no defraudaron e hicieron un repertorio que ahondó en su extensa discografía: “Pull Me Under”, “As I Am” y especialmente una pletórica y lírica “My Spirit Carries On” dejaron satisfechos a todos sus acólitos, aunque está claro que la espantada de Mike Portnoy les ha dejado tocados y algo se ha quedado por el camino. Y del progresivo bien entendido, nos fuimos al otro extremo, con la aplastante simplicidad de Status Quo, que triunfaron por todo lo alto con ese boogie rock en el que ‘sobran acordes’ y fueron como un soplo de aire fresco en medio del asfixiante calor. Fueron a piñón tocando un tema tras otro (“Sweet Caroline”, “Roll Over Lay Down”, “Rain”, “Down Down”) y lograron comunión total con la pueril “In The Army Now” (resulta curioso que un tema tan radio-fórmula logrará semejante conexión con la parroquia metálica, en fin…). Tras el despiporre rítmico de los británicos, le tocaba el turno a las estrella de la primera noche, los teutones Scorpions. El quinteto ejecutó un show perfecto, tanto a nivel musical como estético; están en forma y Klaus Meine lo sigue bordando aunque…no hubo conexión con gran parte del público. Los germanos hacen bien su trabajo, pero el contacto con el rock & roll parece que ya les queda lejos: no transmiten y se les ve fuera de época, a pesar de su buen hacer. Muchas baladas y un set list poco atinado hicieron el resto, aunque el medley de la era Uli Jon Roth y un potente “Dynamite” lograron por momentos hacernos volver a creer en ellos por poco rato.

Rock fest bcn scorpions

Por otro lado, los fineses Nightwish desplegaron todo su poderío escénico, y ofrecieron, sin duda, el mejor montaje visual de todo el festival. La banda se encuentra en un absoluto estado de gracia; la incorporación de Floor Jansen ha supuesto una bocanada de aire fresco, y, quizá, por fin, la banda haya encontrado a su frontwoman definitiva. El concierto fue impecable, con la banda funcionando a un nivel sobrehumano de cohesión y pericia instrumental, y, en particular, una Floor Jansen que hizo lo que quiso con su voz. Lo único que quizá podría echársele en cara a la banda, es la elección del repertorio, casi totalmente compuesto por temas de su más reciente trabajo, “Endless Forms Most Beautiful”, y obviando por completo discos tan básicos en su carrera como “Once” o “Wishmaster”. Aunque fue de agradecer la inclusión de “Stargazers” (de su segunda obra, “Oceanborn”), se echaron en falta cosas como “Dark Chest of Wanders” o “Kinslayer”. Sin embargo, al público en general, no pareció importarle esta circunstancia, ya que recibieron cada tema nuevo como si fuera un clásico. Un excelente show, sin lugar a dudas. Los que tampoco fallaron fueron Saxon, quienes están acostumbrados a batirse en cualquier circunstancia y lo volvieron a lograr, poniendo al público en marcha a pesar de la hora y mostrándose absolutamente pletóricos, especialmente Biff Byford que -a pesar de la edad- cantó y se entregó en escena como un campeón; a todo esta, se le añaden temazos del calibre de “Crusader”, “Motorcycle Man”, “747 (Starngers In The Night)” o la irrebatible “Wheels Of Steel” y los británicos jugaban con un imbatible repoker de ases en su manga. Por los mismos derroteros se decantó el singular Blackie Lawless y sus actuales WASP: sin sutilezas y directos a la yugular, todo material clásico que, a pesar de unos problemas de sonido iniciales, remediaron el cansancio de los asistentes ipso facto. “Wild Child”, “The Real Me”, “On Your Knees” y las inevitables “L.O.V.E. Machine” y “I Wanna Be Somebody” nos tuvieron en danza durante una hora con estos WASP que se muestran muy resolutivos en situaciones de altas horas y un Blackie Lawless que juega muy bien su baza de frontman malote y distante.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ & EDU A. CRIME

FOTOS: LUÍS LECUMBERRY






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*