ROBERT PLANT / SKUNK ANANSIE (Cruïlla, ParcDel Forum Barcelona 09-07-16)

Robert Plant cruilla news

Pocas dudas había sobre cuál era el plato principal y fuerte del festival Cruïlla de este 2016: más de veinte años sin pisar los escenarios de la Ciudad Condal habían logrado que Robert Plant fuera el deseado, se palpaba excitación en el ambiente, habían ganas de Plant y desde luego que el vocalista de Led Zeppelin estuvo a la altura de las circunstancias, pero como ha sido habitual en su carrera en solitario las reglas las ha puesto él; toca lo que quiere y como quiere… y al que no le guste, ya sabe dónde está la barra más próxima. Con puntualidad británica, Mr. Plant y su banda tomaron el escenario marcándose un “The Lemon Song” inesperado, con lo cual ya nos hizo que ver que la sombra del Zeppelin estaría bastante presente. Casi noventa minutos los que el cantante estuvo sobre el escenario, y la cosa osciló básicamente entre recuerdos a Zeppelin y temas de su último (y discutido) trabajo de estudio ‘Lullaby And…The Ceasless Roar’. De este, sonaron temas como “Rainbow”, “Turn It Up” o “Poor Howard”, que todo sea dicho gozaron de más vida que en sus versiones de estudio, y mucho más disfrutables, gracias especialmente a una banda con mucho oficio que navega sin problemas entre el rock, el blues, el country y la world music. Del resto se encarga Mr. Plant, con su magnética presencia y carisma y rescates del catálogo del Zeppelin más acústico como esas preciosas y soberbias “Going To California” o “Babe, I’m Gonna Leave You”. Con esta enjundia, la cosa iba encarando la recta final, con la banda y vocalista recreándose en sus influencias con versiones de Bukka White, Bo Diddley y un coreado “Whole Lotta Love”. Único bis con un “Rock & Roll” pasado por el filtro actual del vocalista y que marcó el fin del placentero sueño para muchos. Plant demostró por qué el respeto y la integridad son valores que cotizan muy alto en su carrera artística, y que muchos deberían mirarse en su espejo a la hora de redirigir sus carreras en el otoño de sus vidas.

Skunk anansie cruilla

En el mismo escenario, pero ya a horas un poco más intempestivas, se encargaron de darnos un extra de energía los británicos y renacidos Skunk Anansie. Su mezcolanza de metal, funk enérgico y rock alternativo fue el antídoto ideal contra el cansancio, y más cuando tienes como frontwoman a la simpar Skin, a tope de rabia y energía y con ganas de sacudir el recinto. La cosa fue de más a muchísimo más con un sonido con mucho punch y pegada y un concepto de banda total. Fueron viejas tonadas las que vertebraron el repertorio como “Little Baby Swastikkka” o “Twisted (Everyday Hurts)” pero también le dieron cancha a su reciente ‘Anarchytecture’ con pepinazos del calibre de “Beauty Is Your Curse” o “Love Someone Else” que no desentonaron lo más mínimo al lado de sus temas más clásicos. Noventa enérgicos minutos en los que la carismática Skin se dejó la piel (valga la redundancia), cantando, bramando, agitándose, cantando entre el respetable y siendo también llevada en volandas como la mesías de color que es. Estupendo fin de fiesta a altas horas que acabó por dejarnos sin las pocas energías que nos quedaban. Ración de rock con solera para la segunda jornada del festival Cruïlla.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: LECUMBERRY

Please follow and like us:





Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*