RINGO: WITH A LITTLE HELP (Michael Seth Starr)

(Backbeat Books)

Igual que ocurrió con la que quizás sea la mejor biografía de los Beatles, ‘Shout!’, en la que Philip Norman no pudo entrevistar a los Fab Four, pero sí a mucha gente de su entorno, aquí Michael Seth Starr (ningún parentesco con nuestro protagonista) hace lo propio con amigos de la infancia de Ringo, etcétera, y abarca toda la trayectoria del batería más popular de la Tierra. De su niñez y adolescencia en Liverpool nos habla de un padre ausente, dos años sin poder ir al colegio debido a la tuberculosis y sus primeros trabajos (en uno de los cuales le despidieron por acudir borracho). Naturalmente, buena parte del libro (más de la mitad de las 360 páginas) se centra en su etapa con los Beatles, aunque pocas cosas nuevas aporta el autor. Pero también habla de la carrera de Ringo hasta la actualidad y de sus pinitos en el cine, a pesar de que subproductos como “El hijo de Drácula” o “Cavernícola” son auténticos atentados al séptimo arte. También se narran sus años locos en Los Ángeles o Montecarlo (en los setenta se convirtió en un exiliado fiscal) junto a Lennon, Harry Nilson o dos baterías que no llegarían a la década de los 80: Keith Moon y John Bonham.

A mediados de los ochenta, Ringo tocó fondo y, tras varios episodios de borracheras extremas (con destrozos diversos en su domicilio y, en alguna ocasión, agresiones a su segunda mujer, la ex chica Bond Barbara Bach), decidió ingresar en una clínica de rehabilitación. En los noventa, ya fuera de las garras del alcohol y las drogas, se hizo vegetariano y combinó la música con la pintura, además de hacer giras junto a la All Starr Band. Pero aunque su carrera como solista es harto mediocre (a excepción de aquel ‘Ringo’ de 1973), en 1971 se produjo una simpática paradoja: con el single “It Don’t Come Easy” superó en ventas a las canciones que sus tres colegas de Liverpool publicaron esas mismas fechas: “Power to the People” (John), “Another Day” (Paul) y “Bangla Desh” (George). Seguramente, el mundo ya no necesita más libros sobre los Beatles, pero si hacía falta una obra con substancia que se centrara en el Beatle menos musical, ‘Ringo: With a Little Help’ satisface sobradamente las expectativas.

JORDI PLANAS

Deja un comentario

*