RICK PARFITT, LA MANO DIESTRA DEL ROCK & ROLL

rick-parfitt-rock-on-news

Sabíamos que había tenido serios problemas de salud, pero uno nunca se espera este tipo de noticias. Y es que, no somos nada; porque si hasta los tipos duros como Rick Parfitt también abandonan este mundo, es que, amigos; definitivamente, aquí no va a quedar nadie.

¿Cuesta asimilarlo, verdad? ¿Cómo puede ser que un rocker como él, con esa energía que desprendía y ese fantástico sentido del humor, desaparezca de este mundo, así, de un plumazo, cuando menos te lo esperas? Pues sí, así es la vida, aunque nos cueste entenderlo.

Por suerte nos quedará siempre su legado, que no es poco, al contrario; es mucho, y algunos le estaremos eternamente agradecidos. Porque, seamos claros; Francis Rossi es tan importante en el universo Quo como el propio Parfitt, pero aunque Rossi sigue llevando el timón del grupo dignamente, es obvio que la química que había entre los dos líderes es lo que hizo que esa banda a día de hoy sea la institución es. Y es que todo lo que aportó el rubio guitarrista fue vital  para crear el sonido Quo y conseguir que esa banda fuese tan especial; tanto por su actitud y presencia escénica (era el más rockero y salvaje) como sus composiciones, su inconfundible voz o, por supuesto, su estilo como guitarrista; porque ni esta banda, ni el Boogie Rock en general sería lo mismo sin su inigualable mano derecha (¡ese ritmo trotón!), y muchos músicos, consciente o inconscientemente, han aprendido de él. Sí, estamos hablando de alguien que creó escuela, y eso solo lo pueden decir unos pocos.

Con su pérdida -y ahora también con la de George Michael- este año 2016 quedará marcado en negro para siempre en las páginas de la historia de la música popular. Pero dejemos de llorar y celebremos su vida y obra, pues pinchando una vez más discos como ‘Hello’, ‘On The Level’ o ‘Quo’ y recordándolo rockeando, como hizo toda su vida hasta hace poco; con su rubia melena al viento y marcando el ritmo de ese inconfundible rock and roll, es la mejor manera de rendirle homenaje. Buen viaje, maestro.

TEXTO: JUANVI PEDRO GILABERT

FOTOS: LECUMBERRY

 

Deja un comentario

*