RAY COLLINS HOT-CLUB (Bikini, Barcelona 20-02-17)

Interesante velada para los más puestos en raíces americanas puras y genuinas. Mario Cobo con Los Locos Del Oeste y Ray Collins Hot-Club rememorando esos lejanos días del siglo pasado llenos de glamour y swing gracias al ciclo de conciertos Curtcircuit.

Puntualmente Los Locos Del Oeste salieron al escenario y dieron nuevamente una lección de cómo sonar antiguos pero con una clase a prueba de bombas. Como siempre nos transportaron a esa época pre rock & roll, mezclando el western swing, el jazz y las influencias hawaianas. Ya fuera con guitarra eléctrica o con la hawaiana recrearon un sonido muy concreto, intercalando canciones de su último EP con revisiones de ídolos suyos como George Barnes o Jimmy Rivers. Exquisitos como siempre, sólo para paladares finos.

Cambio total de tercio con Ray Collins Hot-Club. La verdad es que cuando tomaron el escenario me sentí transportado enseguida a finales de los años noventa cuando el movimiento neoswing tuvo sus cinco minutos de notoriedad. Música de la era dorada del swing, pero ejecutada por músicos que han mamado rock & roll, lo que le da al tema un notorio plus de energía. Fueron ochenta minutos de jazz para no parar de mover los pies con el líder de banda Ray Collins como maestro de ceremonias, ya fuera cantando, tocando la guitarra e incluso el xilófono. Nueve músicos en escena con especial protagonismo de los vientos, pero también dejando espacio para unas guitarras y pianos que sonaban muy saludables. “High Life”, “Hi Fi Phono” o “Chicken 42” fueron algunos de las canciones que cayeron de su repertorio, pero aquí lo más importante era el recrear un sonido, una forma muy concreta de interpretar música. Y estos tipos lo consiguen, llenan la sala de swing, de blues, incluso de rock & roll y lo hacen con una naturalidad pasmosa, mostrando un dominio encomiable de sus instrumentos y especialmente del concepto de entretenimiento. De hecho el público –siendo lunes noche- seguía pidiendo más sintiéndose imbuidos en esa fiesta high class que montaron Ray Collins y los suyos. Seguro que Cab Calloway vería con muy buenos ojos esta puesta al día de su inmortal legado. Esperemos que la siguiente visita sea sábado noche para que el desparrame sea completo.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: JOSEP Mª LLOVERA

Share





Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*