PUNK IN DRUBLIC FEST (Poble Espanyol, Barcelona 17/05/19)

El pasado 17 de mayo se celebró el Punk in Drublic Fest, donde se juntaron en un mismo concierto, entre otros, tres de los más admirados grupos del género; NOFX, Bad Religion y Lagwagon. Estos fueron acompañados de Mad Caddies, Less than Jake y The Bombpops como teloneros de lujo. Pese a que todas las previsiones anunciaban lluvia para ese viernes en Barcelona, todos los fans del punk rock melódico teníamos una cita a la que no podíamos faltar.

Una vez convencidos nos dispusimos a ir hasta el Poble Espanyol, y dado que la mayoría de los asistentes se acercaron al evento a la misma hora, se generaron colas eternas para entrar que provocaron que muchos se perdieran algún que otro concierto. Una lástima ya que las entradas llevaban agotadas varios meses, y se podía haber previsto ampliando los accesos.

LESS THAN JAKE

Para abrir tuvimos a The Bombpops, grupo femenino que aportó una buena dosis de positivismo y punk rock buenrollero, tocando algunas de las canciones de su más reciente y primer disco en Fat Wreck ‘Chords’. A continuación, Less than Jake se encargaron de subir el listón, poco tiempo tuvieron los de Florida pero les dio tiempo a  tocar canciones como «Gainsville Rock City» o «Look what happened», además de algunos de sus temas más míticos como «All my friends are metalheads», con la que cerraron unos escasos treinta minutos de concierto. Una lástima, ya que hacía muchos años que no los teníamos por aquí.

MAD CADDIES

Llegó el turno de Mad Caddies, que nunca defraudan ya que su música es pegadiza como pocas. Una buena selección de temas hizo que nos olvidáramos de la previsión de lluvia durante un rato, dando cabida a «Road Rash» o «Monkeys» entre otras. Incluso tocaron la versión de «Nation States», a la que salió Fat Mike a cantar «Ska Sucks» al final, tal y como se hizo en la grabación de su último disco de versiones. Antes de que estos acabaran, vimos caer las primeras gotas de lluvia en la plaza. Una lluvia que no llegó a caer con fuerza y que mantuvo el equilibrio exacto para que ni los presentes nos fuéramos a casa, ni los grupos dejaran de tocar.

LESS THAN JAKE

Tras unos momentos de incertidumbre sobre el normal desarrollo del festival, Lagwagon salieron y fueron a completar la faena tocando tantas canciones como pudieron, sin grandes pausas ni discursos durante su setlist. Algunas de sus canciones más míticas, entre las que destacaríamos «Coffee & Cigarrettes», «The Cog in the Machine» o «Razorburn», nos hicieron vibrar como siempre. Pero sobre todo, la sorpresa fue que tocaran «Stokin’ the neighbors», ya que no es tan habitual en sus conciertos.

Cerraron con «May 16th», para el deleite de todos los presentes, y se despidieron rápido para dar paso a Bad Religion. Greg Graffin no se lo pensó dos veces y empezó a cantar clásicos de todas sus etapas; la nueva y genial «My sanity», «Stranger than Fiction», «Generator», «Recipe for Hate», o «21st Century Digital Boy», con colaboración de Fat Mike incluida. Cerraron con «Punk Rock Song», que tras disfrutarla como enanos nos dejó a todos con ganas de que cayeran más clásicos. Fueron el grupo que mejor ejecutó sus canciones en el festival. Esperemos no tener que esperar mucho para volver a verles por aquí.

BAD RELIGION

Finalmente salieron NOFX al escenario, con Fat Mike y los suyos preparados para dar la puntilla final con un repaso a lo más destacado de su carrera. Abrieron con «60%», su declaración de intenciones que nos da a entender que se van a esforzar lo justo, pero la verdad es que no nos pudimos quejar mucho. No faltaron «The separation between church and skate», «Dinosaurs will die», «Bob» o «Stickin’ in my Eye», que interpretaron correctamente para lo que puede ser un concierto de NOFX. También hubo tiempo para canciones como «Perfect Government» o «Mattersville», pese a que a Fat Mike se le olvidó la letra de la segunda estrofa de esta última.  Incluso «We march to the beat of indifferent drum», versión que en directo cambian respecto a la grabación. La sorpresa quizás para muchos fue poder oír «Don’t call me white», que más de una vez ha faltado en sus conciertos, y que esta vez interpretaron para abrir el Encore tras el falso final con «Linoleum». Pese a que la lluvia seguía tras algunas paradas puntuales, lo cierto es que todos los asistentes nos fuimos contentos de haber asistido a tal evento y, satisfechos, ya poder emprender el camino de vuelta. Otros muchos, con ganas de más, se quedaron en el recinto para acceder a la sala Upload, donde a continuación iban a tocar Anti-Flag.

En resumen, es un acierto que festivales así lleguen a nuestro país y nos recuerden que esta escena sigue muy pero que muy viva. Aunque el tiempo no nos acompañara, allí estuvimos disfrutando de este Punk in Drublic Fest para complacer al niño que llevamos dentro, que nos decía que no podíamos faltar. Dudo que algo así se vuelva a repetir, pero si se tratara de un festival anual creo que muchos asistiríamos todos los años. Piénsatelo, Fat Mike.    

TEXTO: DAVID VICENTE






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*