PRONG ‘X – No Absolutes’

ProngNoAbsolutes(SPV/Mastertrax)

Prong son un pésimo ejemplo para la mayoría de bandas veteranas en esto del metal. Acostumbrados a que primeras figuras centradas en sacar rédito de su antiguo catálogo se tomen lustros -incluso décadas- en publicar nuevos temas, la banda de Tommy Victor opta por revalorizar constantemente su presente mostrándose cada vez más prolífica, sin apenas dar descanso a sus seguidores. Su crossover metálico, más que envejecer, parece verse rejuvenecido con cada una de sus propuestas: si en el furibundo ‘Ruining Lives’ (2014) exploraban su faceta más old-school y en ‘Songs from the Black Hole’ (2015) rendían tributo a héroes del calibre de Black Flag, Neil Young o Fugazi sin necesidad de acudir a sus temas más conocidos, en ‘X – No Absolutes’ Prong continúan mostrándose fieles a sí mismos redefiniendo un estilo del que fueron principales arquitectos hace ya tres décadas. El tapiz de hardcore, thrash y metal industrial resulta tan poderoso como de costumbre (“Without Words”, “Ultimate Authority” o el tema título son un perfecto ejemplo de ello), mientras que piezas como la cadente “With Dignity” o la casi-balada “Do Nothing” aportan nuevos matices, mucho más melódicos de lo habitual, a su sonido, sin perder ni un ápice de identidad. En ‘X – No Absolutes’, Prong continúan apabullando con sus riffs marca de la casa, su trepidante base rítmica, unos textos de fuerte contenido social y humano y, por encima de todo, una convicción a prueba de bombas. No engañan a nadie, pero tampoco se conforman con domesticar al oyente: su nueva y refrescante colección de canciones está destinada a resistir el paso del tiempo desde el primer momento, aunque sea desde su posición de secundarios de lujo. Y es que, treinta años después, sin haber llegado a ascender -injustamente- a la primera división del género, Prong combinan veteranía con la constante rabia y tenacidad del telonero más entregado. Su fuerza, actitud e influencia no remiten con los años, lo cual es algo que nunca dejaremos de agradecerles. Que cunda su pésimo ejemplo.

ALBERTO DIAZ

Please follow and like us:





Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*