PROFANATICA: BLASFEMIA SIN FIN

Podría decirse, a los ojos del gran público y en una primera lectura, que la globalización del Black Metal se produjo en los últimos años de la década de los noventa. Es cierto que las postrimerías del siglo XX contemplaron una diversificación y diseminación mundial del (¿sub?)género, hasta ese momento, mayoritariamente concentrado en Escandinavia. No obstante, existía una nutrida escena de bandas que practicaban Black Metal en todas sus variantes, tanto en el resto de Europa como en Estados Unidos, y que venían funcionando, -si bien a un nivel totalmente underground-, desde los albores de la década. En algunos casos, incluso desde finales de los ochenta.

En particular, y en relación con los protagonistas de estas líneas, la escena USBM (United States Black Metal), influyó de una forma notable en bandas que, a la postre, han tenido mucha más repercusión mundial. Las primeras demos grabadas por formaciones pioneras del Black Metal estadounidense, como Black Witchery, Demoncy, o los seminales VON, sirvieron como referencia a bandas como Mayhem, Darkthrone o Dark Funeral (sin ir más lejos, éstos últimos versionaron el “Satanic Blood” de VON)

Entrando un poco más en materia, el USBM tiene ciertos rasgos estilísticos y conceptuales que lo diferencia de otras escenas. La crudeza del sonido y la simplicidad de las estructuras de las canciones suelen ser los pilares sobre los que se asienta el estilo. En el caso de VON, la simplicidad es llevada al extremo, hasta el punto de que muchas de sus canciones se basan en un único riff, repetido como un mantra de principio a fin. Por otra parte, la blasfemia y la profanación son los únicos mensajes que vamos a encontrar en las letras. Pero una blasfemia mucho más tosca, descarnada e irreverente que la que podemos escuchar en bandas más “elegantes” (a falta de un mejor calificativo) como los citados Dark Funeral.

Y, si hablamos de USBM, de blasfemia e irreverencia, estamos hablando de Profanatica. Auténticos pioneros, y paradigma del sonido USBM, Profanatica es la criatura de Paul Ledney, un tipo que ha consagrado su vida al metal extremo más depravado y profano. Ledney, batería y voces, fundó la banda en 1990 al escindirse, -junto al bajista Aragon Amori, y el guitarrista Brett Makowski-, de la legendaria banda de Death Metal, Incantation. Curiosamente, esta formación de Profanatica operó durante unos escasos dos años, y únicamente grabó algunas demos, y el primigenio Ep ‘Weeping In Heaven’ (1991). En 1992, la banda grabó su primer álbum, que llevaba por título ‘The Raping Of The Virgin Mary’ (ya vamos entendiendo de qué van estos tipos, ¿verdad?). Un trabajo que jamás vio la luz, ya que los másters resultaron destruidos en el propio estudio de grabación.

Tras semejante percance, Profanatica cesó toda actividad durante casi una década, si exceptuamos la grabación de un Split en 1999 junto a Impiety, el frenético combo de Black Thrash, procedente de Singapur. No fue hasta 2001, cuando Paul Ledney reactivó la banda junto a dos músicos de sesión. En 2006 se editó ‘The Enemy Of Virtue’, una lujosa edición en doble vinilo, que recopila temas primerizos e inéditos, como unas venenosas “The Raping Of Angels”, “Crucifixion Wounds” o “As Tears Of Blood Stains The Altar Of Christ”. El sonido de Profanatica es crudísimo, áspero, y sin la más mínima sofisticación. Un estilo que ha permanecido prácticamente inalterable hasta la actualidad, y que explosiona en su primer larga duración, el imprescindible ‘Profanatitas De Domonatia’ (2007). Un verdadero catálogo de depravación, acompañado de un sonido apocalíptico, sin apenas modificaciones en la estructura de los temas…pero mortal de necesidad. Desde la inicial “Master Of Man Absolute”, pasando por vitriólicas letanías como “A Fallen God, Dethroned In Heaven”, “Cursed Nazarene Whore” o la crudísima “Pallid Saviour”, e incluso momentos más “pausados” como la agónica “Profanation Of The Gods”; ‘Profanatitas de Domonatia’ constituye la esencia pura de Profanatica. Una banda que existe consagrada a la blasfemia. Como prueba, baste decir que existe un vídeo en el cual podemos contemplar a uno de sus miembros eyaculando sobre una Biblia…y a continuación al propio Ledney lamiendo el “producto”.

‘Profanatitas de Domonatia’ supone el inicio de la encarnación actual de Profanatica, que, si bien ha sufrido varios cambios de formación, permaneciendo Paul Ledney como único miembro fundador, ha encontrado una cierta estabilidad con la incorporación del bajista Alex Cox. Así, en poco más de diez años, la banda ha editado varios Ep’s, que recopilan material antiguo, como ‘The Years Of Pestilence’ (2010) o ‘The Grand Masters Session’ (2010), éste último grabado “live in the studio” en 2008. Y lo que es más importante, nos ha brindado tres álbumes de estudio, -‘Disgusting Blasphemies Against God” (2010), ‘Thy Kingdom Cum’ (2013), y ‘The Curling Flame Of Blasphemy’ (2016), los cuales, si bien no alcanzan, en opinión de quien suscribe, la excelencia de su “magnum opus” de debut, mantienen un nivel más que notable.

Es en éste más reciente larga duración, donde se puede apreciar una especie de apertura de miras estilística (“Ordained In Bile”). Asimismo se incorpora cierta experimentación en algunos pasajes, como “Magic And Muhr” o “Black Hymna”; todo ello acompañado de una mayor nitidez de sonido (siempre dentro de los parámetros de lo que puede esperarse de Profanatica) No obstante, estamos ante la misma banda que grabó salvajadas como “Black Cum” o “Fuck The Blood Of The Lamb”, como puede apreciarse en temas más sanguinolentos como “March To Golgotha” o Rotten Scriptures”.

Hace apenas unos días, Profanatica han añadido un nuevo lanzamiento a su ya dilatado catálogo, con la edición de un Ep con material nuevo, titulado ‘Altar Of The Virgin Whore’, el cual, no nos cabe la menor duda, continuará manteniendo viva la encrespada llama de la blasfemia. Hágase la oscuridad.

EDU A. CRIME

 

Deja un comentario

*