PRINCESA LEIA, LA FUERZA ESTUVO CONTIGO

In ARTÍCULOS

Se nos ha ido Carrie Fisher, en este año que ha sido nefasto en pérdidas de celebridades artísticas, más o menos reconocidas. La lista es larga y ya la teneis presente. Tristemente presente. Pero la pérdida de Fisher a muchos nos ha dolido especialmente porque ella fue , y será siempre, la Princesa Leia. Puede que muchos consideren una tontería sentir la muerte de alguien a quien ni siquiera conoces en persona, con todo lo que pasa en el planeta ahora mismo. Al fin y al cabo vivimos en un mundo cínico y descreido, en el que nada permanece y todo caduca antes de darnos cuenta, pero estoy seguro de que ahora mismo somos legión los que nos sentimos un poco más solos. Ninguna saga cinematográfica ha ido tan lejos como ‘Star Wars’, quizás nadie nunca imaginó que duraría tanto, pero ahi la tenemos, y con muy buena salud. Que levante la mano quien no sonriera ni sintiera escalofríos al ver su breve aparición en “El Despertar de la Fuerza” del año pasado. ¿También aplaudiste? Pues eso. La recreación digital de Leia en “Rogue One” es otra cosa.

princesa-leia-news-1

Se nos ha ido Leia y con ella afloran muchos recuerdos. Sí, la primera entrega de “Star Wars” supuso un shock para muchos de nosotros. Se nos abrió un universo nuevo (sobre las influencias de Kurosawa, o Tolkien ya disertaríamos más tarde…), pero que tocó nuestras teclas internas como ninguna película lo haría jamás, quizás los Anillos, pero la perspectiva es diferente. Esto era contemporáneo y estaba hecho a nuestra medida. Una mitología moderna dijeron, y entonces lo encontré exagerado. Ahora no estoy tan seguro. La clásica lucha entre el bien y el mal, sí, pero con un lenguaje que podíamos entender: Luke, el idealista, Han, el mercenario de buen corazón, Ben Kenobi, los androides… y ella. Pero con ella las cosas cambiaban. No era la princesa de cuento, delicada y sumisa. No, Leia era una mujer íntegra, valiente y determinada, que luchaba por decidir su destino. Y nosotros, tiernos infantes, nos enamoramos perdidamente, y quisimos acompañarla en sus viajes, liarnos a tiros con los troopers y rescatarla de cualquier prisión en la que pudieran encerrarla, sin darnos cuenta, en nuestra inocencia, que seguramente sería ella la que nos acabaría salvando.

Y si en el episodio original Lucas hizo que Fisher se oprimiera el pecho con vendas para no alterar nuestros ánimos más de lo aconsejable, en el “El Retorno del Jedi” nos la presentaron con un bikini imposible, por cortesía de Jabba El Hut… que pagaría cara su osadía. Y la miramos de otra manera… Pero para entonces ya la habíamos integrado en un lugar privilegiado de nuestro colectivo imaginario, como ejemplo de personaje fuerte y leal, tan capaz de poner firme a un wookie como de ser tierna con un ewok, de plantar cara a un terrorífico Vader o ir a toda hostia con un speeder en un bosque de árboles gigantes. Y de enamorarse del sinvergüenza de Solo, que una cosa no quita la otra.

princesa-leia-news-2

En las precuelas nos enteramos de las circunstancias de su concepción y nacimiento y, de su reaparición en las recientes entregas ya hemos hablado antes… Y si había planes de continuidad, pues ya no podrá ser.

Nuestra princesa Leia, que superó tantos peligros, aguantó torturas y viajó por el hiperespacio en innumerables ocasiones, no pudo con una complicación cardíaca tras un vuelo rutinario. Que Carrie Fisher tuvo una vida sorprendente (compañera de juergas de Monty Phyton y los Blues Brothers, ahí es nada), que su actividad profesional como escritora, script doctor, y actriz en otras buenas películas (“The Blues Brothers”, “Cuando Harry encontró a Sally”…) fue fascinante, ya lo sabemos y mucho se hablará de ello en estos días. También de sus problemas con el alcohol y las drogas, y la bipolaridad con la que tuvo que lidiar. También la admiramos y la amamos por ello. Pero ahora queremos despedirnos de Leia, de todo lo que nos dio, lo que nos hizo soñar, lo que nos enseñó, consciente o inconscientemente. Al fin y al cabo, es un referente sentimental y cultural mucho más poderoso de lo que podríamos imaginar hasta hace unos días. Y si pensais que exagero, intentad nombrar una figura con una fuerza icónica similar.

Un brindis por Leia Organa y que La Fuerza la acompañe donde quiera que haya ido.

YURI VARGAS 

You may also read!

KARL OVE KNAUSGARD ‘Tiene Que Llover’

(Anagrama / L’Altra Editorial) La prosa de Knausgard (Oslo, 1968) parece sencilla, pero es realmente elaborada y magnética; no

Read More...

BLACKFIELD ‘V’

(KScope / Top Artist) Paralelamente a Porcupine Tree, el guitarrista y cantante Steven Wilson formó junto al israelí Aviv

Read More...

STEVEN WILSON ‘To The Bone’

(Caroline) Ya queda atrás su etapa con Porcupine Tree y también sus dos primeros discos en solitarios (más instrumentales

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu