PRIDE OF LIONS ‘Fearless’

(Frontiers/Background Noise)

Parecía la aventura Pride Of Lions una más de esas asociaciones entre viejos guerreros de AOR que oscilaban entre el capricho y lo efímero; pero no, el Survivor Jim Peterik y el vocalista Toby Hitchcock se han tomado muy en serio a su Manada de Leones, y desde el 2003 que no se cansan de darle a la melodía bajo este nombre. Casi tres lustros de música, pero -eso sí- la consigna sigue siendo la misma: nada nuevo bajo el sol, y tratándose de un combo de estas características lo cierto es que lo extraño sería lo contrario. De todas maneras, avisar a los neófitos que esto es diferente a Survivor: los creadores de “Eye Of The Tiger” son americanos y el AOR hecho ahí tiene mucho desparpajo e inmediatez rockera, mientras que Pride Of Lions se recrean en el prototipo de rock melódico europeo, ese que se toma en muy en serio a sí mismo, que tiene mucha pompa y circunstancia  y adolece un poco de urgencia rockera. ¿Es esto negativo? Por supuesto que no; sencillamente, son maneras aoreras de hacer y cualquier seguidor del rock melódico europeo encontrará motivos para darle más de un tiento a este disco. Desde el inicio a la Kansas (violín incluido) de “All I See Is You!”, el álbum va discurriendo sin sobresaltos y dejando la impronta de dos titanes de un género muy vilipendiado hoy en día. Producción nítida y cristalina que hace brillar canciones como las aguerridas “In Caricature” o “Rising Up”, que también hace que resalten melodías tan impolutas como las contenidas en “Silent Music” o en “The Silence Says It All”. Queda todo rubricado por la inclusión de los obligatorios ‘baladones’ sin los que este género no sería lo mismo; “Everlasting Love” y “Faster Than a Prayer”. Dos temas lentos encarados por Toby Hitchcock desde el fondo de su corazón y que tres décadas atrás es posible que hubieran puesto banda sonora a testosterónicas fiestas universitarias. ‘Fearless’ logra que Pride Of Lions mantengan su status dentro del AOR actual, y lo logran nuevamente sin sobresaltos, siendo fieles a ellos mismos y a la melodía.

FRANCISCO FUENTES

Please follow and like us:





Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*