PHIL ANSELMO: SALUDOS NAZIS Y PROBLEMAS DE COMPORTAMIENTO

In EL FRANCOTIRADOR IMPACIENTE, OPINIÓN

Phil Anselmo, ex-vocalista de Pantera, y cantante de Down, ha sido protagonista recientemente por haber realizado el saludo fascista en el festival Dimebash, que se celebra todos los años en honor del finado guitarrista de la formación tejana. Un gesto, evidentemente reprochable y censurable, pero al que se le ha dado una importancia excesiva, teniendo en cuenta dos aspectos: quién es el sujeto que lo lleva a cabo y, sobre todo, esa manía de querer hacer del mundo de la música y del arte en general una escuela diplomática. Respecto al sujeto activo, creo que no vamos a descubrirlo ahora: todo lo que tiene de buen músico lo tiene de pazguato; los integrantes de Pantera eran unos músicos geniales, por supuesto, pero en sus actitudes ya se les notaban que, en algunos aspectos, el final de los años noventa y principios del siglo XXI les quedaban grandes en cuanto a mentalidad. No les culpemos por ello: la educación y el lugar donde uno se cría, siempre influyen a la hora de desarrollar personalidades. Y pocos músicos blancos del sur de los Estados Unidos se han caracterizado por su sapiencia, talante y educación. Ted Nugent, Zakk Wylde o Dupree de Jackyl, son un ejemplo de ello. Pero, ¿saben cuál es la cuestión? Que el músico, salvo en su disciplina, no ha de dar lecciones de nada.

Phil anselmo saludo nazi news
PHIL ANSELMO DURANTE EL NUMERITO…

Arthur Rimbaud fue uno de los poetas más grandes de la historia de la literatura, y una de las piezas claves del simbolismo francés. La influencia de éste en la música (Jim Morrison y Patti Smith son un ejemplo de ello) es incuestionable. La grandeza del lirista francés va de la mano de una faceta francamente repulsiva como la de haber desempeñado el trabajo de contratista de esclavos en tiempos en que la colonización francesa en África demandaba intermediarios para poder canalizar todo el flujo de mano de obra a lo largo y ancho del continente. Cuando se habla del marsellés, uno siempre acude a auténticas obras maestras como ‘Una vida en el infierno’: un libro que diafaniza a la perfección los grandes males de la Francia del siglo XIX, y dicho sea de paso, de Europa, como el avance paulatino de los nacionalismos que tanto desastre causarían en los siglos XX y XXI, aparte de convertirse en un aserto sobre la decadencia de la burguesía en Francia, y no a sus negocios con fines espurios. Lo mismo podemos decir de otro francés, Louis-Ferdinand Céline: otro de los grandes nombres de las letras francesas del siglo XX. Céline era un narrador excepcional, pero una persona detestable: antisemita, cínico y, además, acusado de haber colaborado con la Francia de Vichy. Pese a los intentos por enlodar su figura y circunscribirla sólo al ámbito de sus ideas políticas y sociales, el prestigio literario ganado es innegable.

Ejemplos como los de Rimbaud y Céline, muchos. Pero a quien verdaderamente le trastorne la conducta de Anselmo en el Dimebash le haría esta pregunta: ¿es posible vivir siempre sin contradicciones o fallos? ¿Es factible llevar una vida virtuosa y pura sin caer, en alguna ocasión, en la estupidez? Anselmo es un hombre del sur, escasamente formado y sin ningún tipo de freno moral, básicamente, porque él siempre ha recelado de ello. El de Nueva Orleans, como buen americano medio, no ha leído un libro en su vida; y quizás ignore que en Luisiana, Estado en donde nació, hubo una fortísima presencia española, y que es muy probable que alguno de sus antepasados se mezclara con latinos, con lo que sus soflamas fascistas serían absolutamente ridículas. Él debería saber que es fruto del mestizaje y del intercambio cultural. Pero no. Unamos una personalidad conflictiva, de la mano del abuso de psicotrópicos y alcohol, y tenemos a un orate y un páramo intelectual en todos los sentidos.

Phil anselmo saludo nazi news 2
…Y DESPUÉS DEL MISMO

No se trata de vetar a Anselmo o disculparlo, porque lo que ha hecho no tiene justificación alguna; tampoco de condenarlo a empujar una piedra eternamente como Zeus hizo con Sísifo: se trata de entender que los músicos no han de adoptar la rectitud de una institutriz. Del mismo modo que es loable que haya artistas como Peter Gabriel, Neil Young, Bruce Springsteen o Jon Bon Jovi, inmersos en mil causas, ejemplos de lo que debería de ser el hombre moderno, también es necesario que haya justamente lo contrario: malencarados, déspotas, misántropos y lenguaraces como el ex-vocalista de Pantera. ¿Por qué? Porque la riqueza musical subyace en la división entre compositores a los que acabo de aludir. Separar al artista de la persona se puede llevar a cabo, para eso está la máscara, ese elemento propio del teatro griego del que hablaba Oscar Wilde.

Las canciones de un intérprete no tienen por qué ser el reflejo de su persona. Hay miembros del gremio que, precisamente, por actitudes como la de Anselmo y las previsibles reacciones de la opinión pública, prefieren dejar de lado cualquier tipo de manifestación para centrarse en el objeto de su actividad: sus canciones. La música sirve para evadirse, construirse personalidades y soñar. Lo que pasa es que el Rock y el Metal está lleno últimamente de santones que prefieren estar colonizando continuamente lo políticamente correcto en vez de disfrutar de lo que le mueve a admirar a un músico: sus discos.

ALEX PALAHNIUK

You may also read!

THE ROLLING STONES PLAYLIST

Hoy lunes 25 de septiembre es el primer día de la semana más stoniana del año, al menos en

Read More...

SONGBOOK 2 (Ladrón)

(Amaniaco Ediciones) Infatigable, incorregible e inquieto como pocos sigue el sinpar Joaquín Ladrón (aka Ladroncomix) en su sacrosanta misión

Read More...

BE PROG! MY FRIEND 2018 ANUNCIAN DOS CONFIRMACIONES

Be Prog! My Friend 2018 presenta las dos primeras bandas de su cartel para su 5ª Edición: Sons Of

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu