PESTILENCE (Upload Club, Barcelona 30/03/19)

Las dos últimas visitas de Pestilence a la Ciudad Condal, -incluyendo la que ocupa estas líneas-, han tenido un marcado carácter de celebración. Y ambas han tenido, asimismo, dos factores en común: un éxito rotundo de público y, sobre todo, unos shows absolutamente triunfales a cargo de una banda que parece encontrarse en estado de gracia.

Efectivamente; en febrero de 2018, Patrick Mameli y los suyos se llevaban todo y a todos por delante en un recital implacable, en una suerte de conmemoración del trigésimo segundo anivesario de la fundación de Pestilence. Poco más de un año después, nos volvíamos a dar cita en la Sala Upload para celebrar, en esa ocasión, los treinta años de la edición de uno de los trabajos más destacables del Death Metal de los noventa: ‘Consuming Impulse’. La prometedora premisa de que la banda iba a interpretar el disco en su totalidad consiguió que la sala estuviese prácticamente llena desde primera hora de la tarde. Dos bandas fueron elegidas para ejercer de teloneros de Pestilence: los locales Morbid Flesh y Abisme, formación de nuevo cuño que se adhirió a última hora al cartel.

Abisme supusieron la gran sorpresa de la noche para quien firma estas líneas. El cuarteto subió a las tablas con seguridad y decisión y cuajó una rotunda actuación. Abisme practican un Black Death muy contundente, pero a la vez atmosférico, con pasajes arpegiados, y largos desarrollos instrumentales. Anna y Joan se alternaban las partes de guitarra y voz solista, dando una variedad aún mayor a su propuesta. La base rítmica fue totalmente demoledora, destacando sobre todo Kino, su hiperactivo batería. Interpretaron los temas a incluir en su primer larga duración, titulado ‘As Fear Fall In’ aún sin fecha de publicación. Si tengo que tomar como referencia lo ofrecido por Abisme la pasada noche, es indudable que esta banda nos va a brindar muy buenos momentos.

Morbid Flesh

Los siguientes, Morbid Flesh, ofrecieron igualmente una muy destacable actuación, si bien ésta estuvo lastrada durante su mayor parte por un sonido atroz, que convirtió algunos temas en bolas de ruido ininteligibles. Una verdadera lástima ya que la banda se partió en dos en el escenario, ofreciendo su Death Metal robusto y de manual. El repertorio estuvo basado sobre todo en su más reciente trabajo, ‘Rites Of The Mangled’ (2017), si bien rescataron alguna pieza del primer larga duración, ‘Reborn In Death'(2011) así como del Ep ‘Embedded In The Ossuary’. A pesar del deficiente sonido, la banda se empleó a fondo en temas como la inicial “Feeding Mallows”, “Burn The Entrails” o “Under Ragged Hoods” y levantaron a un público que, a esas alturas, llenaba ya completamente la sala.

Pestilence

Hablemos ahora de los protagonistas (en todos los sentidos) de la velada. Parecía difícil que Pestilence pudieran superar la demostración de poder que llevaron a cabo el año pasado, pero en esta ocasión (me van a permitir el cochambroso símil taurino) los de Patrick Mameli salieron por la puerta grande. Iniciando su incendiario set con una inapelable “Dehydrated’, Pestilence dieron buena cuenta de la audiencia, a la cual puede decirse que pasaron por las armas. Con público y banda en comunión total desde el primer minuto, ésta fue desgranando, uno por uno, los temas de ‘Consuming Impulse’. Así, barbaridades como “The Process Of Suffocation” o la incontenible “Chronic Infection” provocaron frenéticos “circle pits”; alguno de los cuales, dicho sea de paso, a punto estuvo que hacer perder la verticalidad a este redactor. El otrora flemático Mameli hizo gala esta vez de una gran locuacidad y simpatía sobre las tablas. Y no era para menos: su regreso a la Ciudad Condal estaba siendo triunfal. “Out Of The Body” fue, probablemente, uno de los momentos más intensos de la noche, al ser un tema que acostumbra a cerrar los shows de Pestilence, y que, en esa ocasión era interpretado en mitad del set. Casi sin darnos cuenta, la banda nos condujo hacia el final de la celebración de ‘Consuming Impulse’ con “Echoes Of Death”, “Defy Thy Master” y la demoledora “Reduced To Ashes”. Ante un público hambriento aún de más Death Metal “old school”, Pestilence ofrecieron un prolongado bis, esta vez basado en el también imprescindible “Testimony Of the Ancients”. Así, la descarnada “Secrecies Of Horror” elevó aún más si cabe la temperatura de la sala. “Twisted Truth” mantuvo el nivel, y la banda ofreció una pequeña sorpresa con un rescate de ‘Resurrection Macabre’ en la forma de la eficaz “Horror Detox”. Con la clásica “Land Of Tears” se llegó al final de la actuación. No hubo tiempo para más, a pesar de la insistencia del público. Un público que, sin duda, ha asistido a uno de los mejores shows de Metal Extremo del año.

TEXTO: EDU A. CRIME

FOTOS: LECUMBERRY






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*