NIGHT DEMON (Rocksound, Barcelona 08-05-17)

Nueva visita del metálico trío californiano a la Ciudad Condal en menos de un año, pero esta vez con trabajo nuevo bajo el brazo, el potente y recomendable ‘Darkness Remains’. Antes de ellos -con una sala caldeada y muy buena entrada- iniciaron su pase los locales Black Thunders, quienes, con los treinta minutos de los que dispusieron, dieron buena cuenta de su reciente ‘Serpents Of The Lord’: canciones aguerridas como “Falling Down” o “Calaveras Train” dejaron claro su rock & roll de linaje escandinavo y dejaron satisfechos a sus seguidores, que no eran pocos.

Tras la descarga de Black Thunders, era el turno del heavy metal químicamente puro de los nativos de la ciudad de Ventura. Tras la intro que abre su nuevo trabajo, Night Demon tomaron las tablas con “Welcome To The Night” e, inmediatamente, la furia metálica se hizo dueña del local de Poble Nou. El trío salió a matar y no dio tregua durante los ochenta minutos que duró su demoledor recital. Sangre, sudor y metal es lo que se vivió, mientras al más puro estilo ramoniano iba cayendo un tema tras otro. Sin tregua, sin concesiones y a un volumen ‘brutal’, fueron disparando artillería pesada: “Maiden Hell”, “Black Widow”, la veloz “Screams In The Night”… además, con una solidez y entrega inauditas. El vocalista y bajista Jarvis Leatherby, empapado en sudor, estaba al borde de la extenuación mientras iba cantando un tema tras otro como si fuera el último concierto de su vida. La instrumental “Flight Of The Manticore” fue otro punto álgido que acabó de probar otra de las virtudes de la banda, su alto nivel como músicos.

Night Demon es un trío que no deja huecos en unas canciones de férrea estructura metálica, donde manda la guitarra, pero que lograron que una solo fuera más que suficiente. La épica “Darkness Remains” –el único momento de cierta calma- nos encaminó hacia los bises, que también fueron de todo, menos tranquilos, con la muy apropiada “Heavy Metal Heat”. Y euforia final con revisión del “Wasted Years” de Iron Maiden, impecable para ser sólo tres músicos, y que dejó el local más caliente que el infierno. Triunfo absoluto para Night Demon, que habría de servir para expandir su nombre entre la parroquia metálica más clásica. Ya que no sólo de caspa viven los heavies, imagino.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: JOSEP Mª LLOVERA

Deja un comentario

*