NERVOSA ‘Downfall Of Mankind’

(Napalm Records) Es importante no olvidarse del contexto a la hora de efecuar un análisis serio de cualquier manifestación artística. O sea, tener en cuenta la situación pertinente y situar la propuesta en cuestión en los parámatros adecuados. Si no, corremos el riesgo de caer en el sarcasmo, la pedantería o el paternalismo entendido de la peor manera posible. Me explico, para un escribiente curtido sería muy fácil hacer sangre y tomarse en broma a toda esa legión de metalheads adolescentes que pierden la cabeza por un estilo -en este caso el thrash- en el que todo ya está dicho. Porque además hablamos de ese sector revivalista que mitifica a bandas que en su momento tuvieron una importancia relativamente pequeña. O dicho de otra manera, Razor, Exciter o Metal Church elevado a los altares a la misma altura que Anthrax, Slayer o Kreator. Se podría ir aún más lejos y decir que a Nervosa se le ha prestado una atención que no merecen porque son chicas y además de Brasil… Pero no, no sería justo. Primero, porque quién es uno para menospreciar los procesos de aprendizaje del público joven. Ya llegarán a sus propias conclusiones cuando sea el momento. Y dos, porque Nervosa están ahí por méritos propios, que no son escasos. Bien, es cierto que el trío carioca no ha inventado la rueda y que su música se basa principalmente en el reciclaje de clichés y lugares comunes escuchados hasta la saciedad. De hecho, este trabajo parece en ocasiones un homenaje poco disimulado a las épocas más asilvestradas de Slayer, Kreator, Sodom… o Metallica. Pero, amigos, la actitud y la mala leche son difíciles de fingir, y aquí tenemos de eso a raudales. Ignoro si el grupo quería demostrar algo o puede que haya sido la entrada a los tambores de la vigorosa Luana Dametto, pero con el ataque inicial de “Horrordome”, tras la intro de rigor, queda más que claro que aquí no hay espacios para sutilezas, que van a hacer daño y que no toman prisioneros. Fernanda Lira lleva su voz a niveles realmente extremos arrastrando a la banda a las -difusas- fronteras del death. Un trabajo de voces quizás algo lineal (excepto en el bonus track final ‘Selfish Battle’, puede que el tema más flojo del disco, a pesar de su aire a lo ‘Hell Patrol’ de Judas Priest), en el que demuestra que puede manejarse muy bien en otros terrenos. Pero no hay queja alguna, un trabajo de sonido tan violento como éste precisa de hachas y martillos, no instrumentos de precisión. Prika Amaral está soberbia disparando riffs con su guitarra. No brilla tanto con los solos, que están grabados con un sonido algo extraño, pero es que tampoco hace falta. ¿Quién necesita poesía en medio de una masacre? Un trabajo más que efectivo, y toda una lección de cómo sacar partido a tus medios cuando estos son limitados. ¿Y qué decir de Luana Dametto, la nueva batería? Pues que hace una labor soberbia en todos los surcos: rápida, precisa y mortífera. Definitivamente las chicas han sudado sangre para rubricar un trabajo que si bien no ofrece ninguna propuesta novedosa, pueden decir con la cabeza bien alta que puede patear el trasero de cualquiera del estilo sin complejos. Catorce temas, casi cincuenta minutos que pasan como un tornado de langostas, dejando el lugar arrasado y sin rastro de vida. Da igual el nombre del tema (‘Enslave’, ‘…And Justice For Whom’, ‘Vultures’, ‘Fear, Violence And Massacre’ o mi favorita ‘Cultura Do Estupro’, cantada en portugués y bendecida con la colaboración de Gordo de Ratos de Porao), ‘Downfall of Mankind’ funciona como una unidad, una patada en la cara, una lección de agresividad sin fisuras que da lo que promete. Ni más ni menos. Hay bandas que atesoran un talento inherente, que hacen historia y marcan la diferencia. Y hay otras que, simplemente, hacen lo que pueden, pero se lo toman tan en serio que no queda otra que rendirse a la evidencia y aplaudirles el esfuerzo. Nervosa es de las segundas… Y es que las chicas son unas creyentes en el poder del metal, lo viven y lo respiran, y ante eso no cabe el sarcasmo. Bien por ellas y que nosotros lo disfrutemos por mucho tiempo.

Yuri Vargas

1 comments

Quién necesita poesía en medio de una masacre?? Muy buena reseña, entran de escuchar el disco!

Deja un comentario

*