MÚSICA PARA EL CONFINAMIENTO (I)

Iniciamos hoy una sección especial para intentar amenizar un poco estos días de confinamiento obligatorio que nos ha tocado vivir. Recomendaremos y recuperaremos una serie de box set, cuyo formato parece que se antoja ideal para indagar en estos días de sobrado tiempo libre para una gran mayoría. Así que pasen, lean y luego escuchen.

ELVIS PRESLEY: THE ESSENTIAL MASTERS

Si hay una palabra que no existe cuando se habla del Rey del rock & roll esa es minimalismo, el exceso siempre fue una de las pautas que marcó su vida y servidor quiere estar a la altura de semejante mito y no ser menos. Por eso no voy a hablar o recomendar una caja, si no tres. Pero que a la vez las veo indivisibles y complementarias para poder abarcar su monumental carrera y producción discográfica. Y además divididas por décadas para poder comprender a todos los Elvis que han existido, porqué ¿Cuál fue el genuino Elvis? ¿El jovenzuelo que revolucionó la música popular en la década de los cincuenta?, ¿el actor de segunda que protagonizó genuinos esperpentos en celuloide?, ¿el coloso embutido en cuero negro que recuperó su corona con sólo en una hora de televisión?, ¿El artista que giraba sin descanso con ingentes problemas de salud y drogodependencia? Pues Elvis es todos y cada uno de ellos, y ninguno se puede entender sin el otro, todos forman parte de este artista que era un planeta en si mismo. Así que vayamos por partes y pasemos a analizar un poco cada una de estas box set cuya escucha augura muchas horas de satisfacción garantizada.

‘The King Of Rock n’ Roll. The Complete 50’s Masters’ (1992)

Como su propio nombre indica en estos cinco compactos encontramos toda la producción discográfica completa de Elvis en esa era. Todas y cada uno de las canciones que grabó en esa década están en este cofre, lo cual se presenta ideal para tener de una tacada parte de la mejor música popular que se grabó en el siglo pasado. Desde las inocentes pero llenas de pureza sesiones en Sun Records, pasando por esas bombas de relojería en forma de canción que cambiaron el curso de la historia como “Hound Dog”, “Heartbreak Hotel” o “Blue Suede Shoes” por nombrar algunas, también por sus sesiones más espirituales y navideñas y acabando por las bandas sonoras de sus primeras películas que por aquel entonces sí que estaban a la altura del mito. Y para el que no haya tenido suficiente también se incluye un disco de rarezas. Una caja imprescindible para comprender a un artista imprescindible y a una época imprescindible.

‘From Nashville To Memphis. The Essential 60’s Masters (I)’

Lo normal y habitual es relacionar a Elvis Presley en la década de los sesenta con películas y bandas sonoras, ambas de más que discutible calidad. Y en parte es comprensible, el de Tupelo se pasó casi toda esa década rodando un bodrio en celuloide (quitando alguna que otra honrosa excepción) tras otro. Pero  no toda su ocupación fue esa, y esta box set, también de cinco compactos, se encarga de desmentirlo. Pero vayamos por parte, este cofre lo que ofrece realmente es toda la producción discográfica de Elvis Presley que no estaba destinada a bandas sonoras o a discos de góspel, que publicó dos en esa década. Y realmente hay calidad a raudales; las sesiones de Nashville que dieron lugar a un disco tan imprescindible como ‘Elvis Is Back’ donde se mezclaba el rock & roll con el early soul y el blues, posteriores sesiones de las que salieron álbumes olvidados pero reivindicables como “Pot Luck” o “Elvis For Everyone”, los intentos por modernizar su sonido en 1967 y por supuesto la joya de la corona, las sesiones de Memphis de 1969, con un Elvis engorilado por el éxito de su televisivo ‘Comeback Special”. Unas sesiones históricas que no sólo dieron lugar a temas populares tan inolvidables como “Suspicious Minds” o “In The Ghetto”, sino a un disco tan imprescindible como ‘From Elvis In Memphis’. En definitiva esta caja de cinco compactos se antoja ideal como prueba irrefutable de que durante la década de los sesenta El Rey hizo más cosas aparte del mamarracho delante de la cámara. Y para los que os estéis preguntando el porqué del (I) en el título de la caja aclarar que existe una segunda parte que es un doble CD que recopila los mejores momentos (que algunos hay) de sus bochornosas bandas sonoras, pero casi mejor que lo vamos a dejar para otro día.

‘Walk a Mile In My Shoes. The Essential 70’s Masters’

Quizás esta sea la década más difícil de aglutinar y catalogar de Elvis Presley. Su ritmo de trabajo en estudio era desbordante (especialmente al principio de la década) y la cantidad de palos musicales que tocó puede llegar a descolocar (rock, pop, country, soul, blues, baladas melodramáticas, maneras de crooner…) Así que visto de esta manera se opta por intentar hacer una perspectiva global que intenta aglutinarlo todo. Los dos primeros compactos recopilan todos los singles publicados con sus correspondientes caras B, con lo que tenemos muchas canciones que se quedaron fuera de los álbumes oficiales, entre ellas algunas tan memorables como “Burning Love” o “Always On My Mind”. Los dos siguiente compilan los mejores momentos en estudio con alguna que otra rareza, y el quinto uno de los pilares básicos del Elvis setentero; sus shows en directo. Todo un compacto dedicado a algunos de sus más atinadas interpretaciones sobre el escenario (que fueron unas cuantas). Una manera óptima de empezar a rascar en el Elvis más enrevesado de toda su carrera.

XAVI MARTÍNEZ

Please follow and like us:


(Siguiente) »



Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*