METALLICA: RELOADING ‘LOAD’

In ARTÍCULOS

Han pasado más de dos décadas desde que los miembros de Metallica decidieran “reinventarse”, desatando así las iras de sus seguidores menos aperturistas. Pasado todo este tiempo, es de recibo rendir la debida pleitesía a un álbum que supuso un antes y un después en la trayectoria de los de San Francisco. Del mismo modo en que su Álbum Negro era distinto a ‘…And Justice For All’, y éste difería de los patrones de ‘Master of Puppets’, etcétera. En la segunda parte de este artículo hablaremos de su disco de descartes, pero ahora toca rescatar el más que polémico ‘Load’ a través de las declaraciones de algunos de sus protagonistas. ¿Listos para la reconversión?

METALLICA EN LOS NOVENTA, LA MADRE DE TODAS LAS DISCORDIAS.

“Pienso que Oasis son una gran banda que compone grandes canciones y tienen una actitud memorable… ¿Qué más podría añadir?” (Lars)

“Éramos una banda de heavy metal hace siete u ocho años. Pienso que empezamos a separarnos de la escena con el Disco Negro. Tenemos nuestras raíces en el heavy metal, pero pienso que, a día de hoy, somos algo más que una banda de heavy metal. Tocamos muchos estilos y hacemos cosas que no son típicas de ese estilo”. (Kirk)

Cuando el batería y el guitarrista de Metallica hicieron estas declaraciones a Metal Hammer en el ya lejano año 1996, todos sus antiguos seguidores se llevaron las manos a la cabeza. Después, fueron  apareciendo aquellas famosas fotos con el pelo corto y las  ropas de rockero de diseño y la comunidad Heavy y Thrash emitió un rugido de horror al unísono. Muchos se preguntaron qué había sido de sus ídolos: los únicos músicos en los que se podía confiar, habían fallado a su público más fiel, y para algunos no había perdón posible.

“Me he cortado el pelo porque lo llevaba largo desde los ocho años y comenzaba a estar harto. Y en cuanto a las sesiones fotográficas…..les quisimos dar un ángulo más creativo”. (Kirk)

“No tenemos un nuevo look: sencillamente, hemos evolucionado desde la última vez que nos vimos. No es cuestión de ir a un asesor de imagen y decirle: “¡Oh, me encanta ese corte de pelo!, ahora mismo me vas a peinar así”. (Lars)

Cuando ‘Load’ por fin salió a la luz, los puristas del género condenaron definitivamente a la banda.  Fue comprensible que parte de su antiguo público no se lo tomase bien, tratándose de una de las bandas que popularizaron en genero Thrash Metal, pero también es comprensible que tratasen de evolucionar y componer otro tipo de canciones. Metallica habían crecido, escuchado infinidad de estilos musicales, ampliado sus influencias y, posiblemente, sus gustos habían cambiado.

“Tal vez estábamos aburridos de muchas cosas. Si observas nuestra historia, te darás cuenta de que siempre hemos huido de lo que habíamos hecho. Han pasado cinco años desde que grabamos el anterior disco y ha habido un montón de cambios en nuestra vida. Ya no somos unos chavales. No quiero engañar a nadie saliendo en una sesión fotográfica con una camiseta negra de Annihilator: simplemente, no es lo que llevo cuando voy por ahí”. (Kirk)

“Me encanta este disco, tiene tanto que ver con lo que somos a día de hoy. Estuve hablado con mi padre del tema y me dijo que tampoco veía una diferencia tan abismal con nuestro anterior estilo. Hay canciones como “Bleeding Me”, “The Outlaw Torn” o “Wasting My Hate” que no están tan a años luz de lo que hemos hecho anteriormente”. (Lars)

‘LOAD’: SI TIENES OIDOS, ESCUCHA LA MÚSICA. 

Es un gustazo escuchar este disco en los tiempos que corren. El paso del tiempo ha hecho de ‘Load’ un clásico atemporal, variado y genial. En 1996, los Cuatro Jinetes estaban tan en forma que rompieron todas las barreras y parieron un discazo que toca todos los palos dentro de la música Rock. El disco comienza con “Ain’t My Bitch”, un potente arranque al estilo ‘Black Album’ que no hace sospechar nada malo. Es en “2×4” donde se escucha el primer cambio: el tema es un Stoner Hard Rock de la escuela Soundgarden que aborda melodías y estribillos nunca antes usados por la banda. De inmediato, te atrapa la opresiva melodía de “The House Jack Built”, un lento, denso y moderno Hard Rock en el que la banda demuestra su buen hacer y su sabiduría a la hora de componer grandes temas. En esta canción la producción y las armonías rozan lo sublime, los guitarristas de la banda demuestran que saben usar otras cosas aparte de la velocidad de sus muñecas. En este tema, James se queda a gusto hablando de sus demonios y de las adicciones que tuvo que combatir unos años después.

“Hay partes de ciertas canciones donde se pueden apreciar reminiscencias de ‘Master Of Puppets’, quizás sólo durante un segundo”. (Kirk)

‘Sí, durante un acorde de guitarra’. (Lars)

Está claro: puede que no se escuche mucho Thrash Metal de la vieja escuela; pero da igual, amigos. Las canciones de ‘Load’ están tan bien ejecutadas que, si has escuchado tantos estilos musicales como un servidor y tienes la mente un poco abierta, no puedes hacer otra cosa que quitarte el sombrero ante tamaña obra maestra. Quizás “Until It Sleeps” y “Hero Of The Day” sean mi única objeción a este álbum: estas composiciones encajarían mucho mejor en otro disco, pero al estar tan bien tocadas, es un gusto escucharlas una y otra vez, sean de la banda que sean. Después de la creciente melodía de “Bleeding Me” y los impresionantes ritmos de “Cure” y “Poor Twisted Me”, llega el poderío de “Wasting My Hate”, un cañonazo con matices del pasado que coloca a Metallica entre las bandas del futuro. Sus ritmos y crujientes guitarras son una auténtica delicia. Pero como a nuestros amigos les gusta un poquito la polémica, justo cuando los más puristas se están olvidando de los temas que no les agradan, aparece “Mama Said” y destruye esa ilusión. Para mi gusto es un temazo, un country rock ejecutado a las mil maravillas que vuelve a ensalzarlos como los musicazos que fueron, y son.

Y justo al final, llegan mi temas preferidos: el crujiente riff de “Ronnie” es descomunal, una sobrecarga de decibelios con sabor a Hard Rock clásico que te atrapa y no te suelta. En “The Outlaw Torn” se comprimen casi todos los matices escuchados en el disco, de los riffs Stoner Rock estilo Black Sabbath a las melodías opresivas. El tema va creciendo hasta convertirse en un monstruo en el que Hetfield vuelca toda su desesperación y las guitarras lloran y rugen antes de descarrilar en descomunales riffs y escalas demoledoras.

““Outlaw Torn” es una de las mejores canciones de metal que nadie haya escrito. Así que pienso que ciertas canciones del disco son heavy metal o metal moderno. Llámalo como quieras, tú sabrás”. (Lars)

Personalmente, ‘Load’ me gustó desde el principio. Casi todos los temas de este disco me atraparon a la primera escucha y cada día me gustan más. Ojalá pudiese decir lo mismo de algunos de sus antiguos clásicos: muchos de ellos han terminado por aburrirme.

NACHO GARCÍA ÁLVAREZ

 

Share

You may also read!

ORQUESTA MONDRAGóN (Sala Barts, Barcelona 15-06-2017)

Cuarenta años de historia y una auténtica fiesta rockera en directo: el tiempo no pasa por Javier Gurruchaga y

Read More...

QUINN SULLIVAN ‘Midnight Highway’

(Provogue) La verdad es que este asunto del blues rock contemporáneo se está volviendo algo cansino. La montaña de

Read More...

BARBARIAN SWORDS: PLAGA DE GUSANOS EN BARCELONA

Este próximo viernes 16 de junio a partir de las 20 h., se va a desatar el infierno en

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu