METAL EXTREMO: 30 AÑOS DE OSCURIDAD (1981-2011) (Salva Rubio)

Metal extremo libro(Milenio)

Editado a finales de 2011 y ya con cuatro ediciones a sus espaldas, ‘Metal Extremo: 30 Años de Oscuridad’ puede presumir de ejercer de obligatoria tesis sobre todo lo que engloba, conforma y da sentido a tan intenso y multiforme género musical. ¿Conocéis a los llamados “pioneros” de tan variopinto estilo? ¿Tenéis dudas a la hora de diferenciar grindcore de goregrind? ¿Doom de gothic metal, quizás? ¿Pensáis que metal extremo equivale simplemente a música cafre tocada por paganos maquillados como payasos? Salva Rubio se encarga de aclarar dudas y cerrar bocas con un compendio sencillamente magistral (sus veinticinco páginas de introducción son auténtico oro puro), en el que disecciona, estudia y saca a relucir –directamente de las tinieblas- magníficas valoraciones sobre una escena que, a menudo e injustamente, se ha malentendido o vilipendiado en demasía. A través de casi seiscientas páginas, el autor examina la historia y cultura del género y sus múltiples sub-estilos, loa las gestas de sus históricos padres fundadores (Venom, Celtic Frost, Bathory…) y ramifica cronológicamente, para una mejor comprensión del lector, sus diferentes variantes estilísticas, destacando un más que generoso puñado de bandas –referenciales e ignotas, pero igualmente fundamentales-, mediante una serie de detalladas reseñas biográficas y discográficas. Thrash, death, grindcore, industrial, gótico, doom, black, metal de vanguardia… el viaje es largo e intenso y las fronteras a menudo se confunden, haciendo palpable una sana y ecléctica evolución que muchos no apreciarán desde una óptica superficial, pero que no hace más que evidenciar el magnífico estado de forma de un género con todavía muchas cosas por decir, en cualquiera de sus representaciones. Complemento perfecto al más sensacionalista ‘Señores del Caos’, ‘Metal Extremo: 30 Años de Oscuridad’ resulta tan enciclopédico como imprescindible en las estanterías de todo metal-head que se precie de serlo.

ALBERTO DIAZ  






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*