ME GUSTABA EL ROLLING STONE ESPAÑOL

In OPINIÓN, ¿QUIÉN ME PIENSO QUE SOY?

Imagino que la mayoría de vosotros ya estaréis al corriente de la desaparición de los quioscos de la edición española de Rolling Stone. No me voy a erigir ahora como el gran defensor de dicha publicación (de hecho, no era un comprador habitual ni comulgaba especialmente con su línea editorial). Siempre me dio la impresión de ser una revista de tendencias con un disfraz de rock & roll, una publicación musical enfocada (y no se me ofendan, por favor) a gente que se cree que le gusta el rock, pero que en el fondo no se enteran de nada, esos que abarrotan estadios para ver a AC/DC, Rolling Stones, Bruce Springsteen o U2 y que ven al fariseo de Joaquín Sabina como un adalid de la autenticidad equiparable a Tom Waits o a alguien tan endeble y maleable como Leiva como el epítome del código ético del rock & roll, pero que luego los nombres de Chuck Berry, Pretty Things, UFO o Tom Petty les suenan a dialecto del bielorruso. Ese es su público natural, pero… ¿qué quieren que les diga? En cierta manera, la revista me gustaba. Si obviamos sus contras, muchas veces nos ofrecían cosas interesantes, y pongo como ejemplo su último número publicado con bonita portada dedicada a Kurt Cobain, con motivo del documental que se ha rodado sobre su persona, o entrevistas/artículo (traducidas de la edición americana) con Pete Townshend y Ringo Starr. ¿Hay algún fan del rock que no tenga interés en leer este tipo de material? Yo sí, desde luego, pero parece que la cosa se ha acabado. Y esto no deja de ser otro tótem caído desde la irrupción de internet, que parece ser que en España es el país civilizado que más estragos está causando.

Rolling stone españa news                                                                         El último número

Vamos a ver, no creo que Rolling Stone España no sea un negocio sostenible, y más viendo la potencia de los anunciantes que salían en sus páginas, pero imagino que -estando dentro de un engranaje de un monstruo como el grupo Prisa- lo que cuentan son los objetivos de beneficios marcados y, si no se alcanzan (aunque los hayan), la revista deja de ser una prioridad empresarial. Pero eso no quita que la revista haya sufrido los típicos embistes de la era cibernética que son los de no-compro-revistas-porqué-en-internet-está-todo. En un mundo ideal, hubieran podido convivir ambos medios (el digital, con su necesario acceso más directo, inmediato, espontaneo y quizás visceral con el papel, que aportaría su punto más reflexivo, erudito, profundo y de más hondo calado), pero no: los usuarios contumaces de internet han decidido que para qué necesitan artículos de fondo o entrevistas en profundidad pudiendo darse uno por informado leyendo un titular muchas veces sacado de contexto. Por esto, no me gusta que Rolling Stone desaparezca, porque es otro signo de unos tiempos que, personalmente, no me cuadran. Unos tiempos que camuflan esta realidad con desvaríos de red social tipo ‘No tenían clara su línea editorial’ (como he leído), cuando la verdad es otra que sería más o menos ‘No me da la gana de ir al quiosco y pagar por algo que puedo leer someramente en la red’. Por eso, no me gusta que Rolling Stone España desaparezca, como tampoco me gustaría que desapareciera Rockdelux, publicación en las antípodas de mi concepción de la música, pero necesaria, de calidad contrastada y hecha con esmero. Imagino que ya no hay nada a hacer y que veremos a más caídos en esta lucha entre lo moderno y lo clásico, contienda absurda y especialmente flagrante en España donde los postulados de la picaresca siguen campando a sus anchas. ¿Y de verdad aún nos pensamos que esa abominación del 21 % de IVA cultural es el único enemigo? Miremos todos a nuestro interior y reflexionemos, por favor.

XAVI MARTÍNEZ

Share

You may also read!

ORQUESTA MONDRAGóN (Sala Barts, Barcelona 15-06-2017)

Cuarenta años de historia y una auténtica fiesta rockera en directo: el tiempo no pasa por Javier Gurruchaga y

Read More...

QUINN SULLIVAN ‘Midnight Highway’

(Provogue) La verdad es que este asunto del blues rock contemporáneo se está volviendo algo cansino. La montaña de

Read More...

BARBARIAN SWORDS: PLAGA DE GUSANOS EN BARCELONA

Este próximo viernes 16 de junio a partir de las 20 h., se va a desatar el infierno en

Read More...

One commentOn ME GUSTABA EL ROLLING STONE ESPAÑOL

  • Personalmente, creo que el problema de una revista como la Rolling Stone española fue más un problema de target que una cuestión de cambio de hábitos de lectura: Nunca fue tenida en cuenta por el rockerío patrio (Popu y Ruta generan una fidelidad a prueba de balas … incluso This is Rock tiene su parroquia) y la vanguardia musical siempre fue patrimonio de RockdeLux. Total, por falta de credibilidad, por dispersión de contenidos, por lo que sea, no interesaba a los que todavía SI leemos prensa escrita.
    Por consiguiente, no considero su desaparición, para nada, un toque de atención hacia la industria. Tan sólo estamos ante un producto que no supo encontrar su mercado y que no cuajó.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu