Mayhem ‘De Misteriis Dom Sathanas’

Las leyendas del black metal noruego, Mayhem, visitarán nuestros escenarios el próximo mes de octubre (al final de este artículo podéis leer las fechas y ciudades) Una gira muy esperada, con el atractivo especial de que se interpretará íntegra la, sin duda, obra magna del combo noruego: ‘De Mysteriis Dom Sathanas’. Más de uno en esta casa, estamos contando los días para que llegue la fecha de tan magnífico evento; así que, para hacer más amena la espera, hemos desempolvado el disco en cuestión, y nos hemos sumergido una vez más en su oscuridad abisal.

‘De Mysteriis Dom Sathanas” fue editado en 1994, tras una etapa especialmente convulsa en el seno de Mayhem. Todos conocemos, en mayor o menor medida, los acontecimientos que tuvieron lugar durante los meses previos al lanzamiento del disco. Y todos conocemos los nombres de los protagonistas. Por ese motivo, no voy a detenerme demasiado en volver sobre ello en este artículo. Por eso, y porque, a pesar de que han pasado veintitrés años, y en todo este tiempo han corrido ríos de tinta, se han publicado infinidad de textos, y se han filmado documentales; casi siempre, cuando se menciona a Mayhem, se relatan las actividades extra musicales del grupo. Algo tremendamente injusto, ya que Mayhem fueron unas de las bandas más influyentes, rompedoras, e interesantes, en surgir de la segunda ola de Black Metal, de mitad de los 90’s

Para cuando el trabajo vio la luz, Euronymous (guitarrista y alma máter de Mayhem) ya no estaba entre los vivos; Varg Vikernes estaba en prisión, y Necrobutcher había abandonado la formación que ayudó a crear junto a Euronymous. Poco después, Attila Csihar, el simpar vocalista también dejaba el grupo. Por su parte, Hellhammer, -toda una institución en el Black Metal, y, casi sin lugar a dudas, el mejor batería del estilo-, se involucraba en mil y un proyectos al margen del grupo, con lo cual, a todos los efectos, Mayhem habían dejado de existir.

Cuando uno se sumerge en “De Mysteriis Dom Sathanas”, no puede por menos que sorprenderse de que, después de tanto tiempo, el trabajo siga desprendiendo ese halo ominoso, oscuro, y, sobre todo, frío. “De Mysteriis Dom Sathanas” es un disco glacial. Aunque es indudable que Mayhem tocaban Black Metal, lo hacían de una forma nunca vista hasta entonces. Bebían directamente de Bathory, es cierto, pero lo regurgitaban de una forma única. Curiosamente, nunca aprecié la influencia de Venom en su música, aunque es obvio que los de Newcastle fueron una banda trascendental en el desarrollo de la banda. El disco de abre con la venenosa “Funeral Fog”, en la cual ya puede apreciarse un hecho diferencial: la escalofriante voz de Attila Csihar, completamente atípica en el panorama extremo, que, gracias a su peculiar acento de la Europa del Este, daba a los temas una atmósfera aún más insana. “Freezing Moon” recuerda, de la forma más retorcida posible, a los Mercyful Fate de ‘Melissa’. La mayoría de los temas tienen desarrollos de casi minuto y medio, antes de que se pueda escuchar la cavernosa voz de Csihar, como en “Cursed In Eternity” o la simpar “Pagan Fears”. La influencia de Bathory queda totalmente de manifiesto en “Life Eternal”, la cual evoca la atmósfera malsana de “Enter The Eternal Fire” (un auténtico clásico de los de Quorton). “From The Dark Past” contiene, en su cambio de ritmo, uno de riffs más gélidos del disco, y, posiblemente, de la historia del género. Por otra parte, “Buried In Time And Dust” es, sin duda, el tema más directo del disco. Llama poderosamente la atención, el hecho de que las letras de los temas no explotan los clichés del estilo. Prácticamente no se habla de demonios, ni de Satán (a pesar del título del disco) Se habla de una antigüedad estigia, de una eternidad cubierta de polvo; se evocan unos tiempos pretéritos que contienen secretos oscuros e innombrables. Únicamente en el tema título, que cierra el disco, se hace referencia a las Artes Oscuras más o menos directamente. ¿Qué decir a estas alturas de “De Mysteriis Dom Sathanas” (la canción)? Sencillamente, uno de los momentos cumbre de la historia del Black Metal. Desde el espeluznante riff inicial, hasta la letanía demoníaca final, de Attila Csihar, el tema constituye una auténtica pieza de negra orfebrería, que, a día de hoy, no ha sido superada.

Esto era, -y sigue siendo- ‘De Misteriis Dom Sathanas’. Venga a nosotros la oscuridad.

EDU A. CRIME

GIRA ESPAÑOLA MAYHEM:

Miércoles 11 de octubre, BILBAO (Sala Santana 27)

Viernes, 13 de octubre, MADRID (Sala Mon Live)

Sábado, 14 de octubre, BARCELONA (Sala Razzmatazz 2)

 

Deja un comentario

*