MAYHEM ‘Daemon’

(Century Media) No hay nuevo lanzamiento de Mayhem que no levante más o menos polvareda. Y es que esta banda es tan imprescindible como polémica (entendiendo “polémica” en este caso, en términos exclusivamente musicales). De hecho, si exceptuamos sus primeros trabajos, -‘Deathcrush’ y el antológico ‘De Mysteriis Dom Sathanas’-, el resto de la discografía de Mayhem viene definida por una constante experimentación. Desde la etapa con Maniac y Blasphemer, la cual fructiferó en trabajos como el fantástico Ep ‘Wolf Lair’s Abyss’ o el
inclasificable ‘Grand Declaration Of War’; hasta la actual con el incomparable Attila Csihar de vuelta al redil, Mayhem nunca se lo han puesto fácil al oyente. Ahí tenemos un disco tan críptico como el inaccesible ‘Ordo Ad Chao’; e incluso un trabajo como el anterior ‘Esoteric Warfare’ mantiene un halo inclasificable a su alrededor, aunque quede perfectamente encuadrado en el Black Metal. Tres años después, tenemos ante nosotros este nuevo álbum de Mayhem…que no supone una excepción a la regla. ‘Daemon’ es, quizá, algo más “lineal” (calificativo algo cogido por los pelos cuando uno se refiere a Mayhem) que los álbumes citados anteriormente. Así, “The Dying False King” inaugura el disco a golpe de “blastbeat”. Pero no se engañen; esos riffs disonantes le dan el toque insano “marca de la casa”a la pieza; además de, por descontado, la histriónica interpretación vocal de Csihar. “Agenda Ignis” es un auténtico “showcase” a cargo de Hellhammer, y en “Bad Blood” es el bajo de Necrobutcher quien se lleva la parte del león. El trabajo de guitarras es sencillamente insuperable, y queda patente la total integración de Teloch y Ghul con el triunvirato Necrobutcher/Hellhammer/Csihar (que son ya leyenda viva del género). Nos encontramos ante un álbum bastante variado. Virulencias como “Worthless Abominations Destroyed” o “Of Worms And Ruins” -casualmente, los dos temas que la banda ofreció como adelantos- coexisten con piezas más atmosféricas como “Aeon Daemonium” o “Daemon Spawn”, con una melodía prácticamente idéntica al “Blow Your Trumpets Gabriel” de Behemoth. La final “Invoke The Oath” sintetiza a la perfección ambos mundos, combinando los riffs en trémolo con las partes más solemnes. Un nuevo trabajo de Mayhem, en resumen, tal vez algo más “continuista” (insisto en el entrecomillado) pero que, igualmente, supone un rotundo paso adelante en la ya dilatada carrera de estas leyendas noruegas.

EDU A. CRIME






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*