MATT WOODS (Rocksound, Barcelona 13/09/19)

Alguna que otra paradoja se me antoja habiendo dejado reposar unas horas lo vivido en la carismática sala de Poble Nou. De entrada menos gente de la esperada, curioso tratándose de la primera jornada del Rootsound Fest, una iniciativa loada (como tiene que ser) por activa y por pasiva y que finalmente se saldó con una media entrada, aceptable pero no ajustada a la realidad por la euforia desatada en redes. También es cierto que el bueno de Matt Woods tampoco tiene el tirón de público que merecería, pero también era de esperar que el buen sabor de boca dejado por su anterior visita iba a hacer que funcionara el boca a oreja, pero parece que tampoco. Y también dio la impresión de que Matt Woods estaba un poco fuera de juego por el concierto que ofreció y que ahora toca plasmar en palabras.

Con un poco de retraso sobre la hora prevista el de Tennessee se subió al escenario pasando por en medio del público e inició el recital de forma enérgica y rotunda con “Blue-Eyed Wanderer” y “The Dream”, las dos canciones que abren su último trabajo, el notable ‘Natural Disasters’ (2019) y en el que el Rock aguerrido y las guitarras ganan el pulso al Country tradicional, teniendo por momentos más en común con rockers americanos que con Nashville. Por eso llamó la atención que con un disco tan vibrante Matt Woods decidiera enfocar el recital hacia terrenos más sosegados. ¿Hizo esto que fuera un mal concierto? Para nada, pero hay que reconocer que este giro de timón dejaba un poco descolocado, pero una vez uno se metía en el recital no se podía poner ninguna pega. Matt Woods cantó estupendamente, la banda respaldaba muy bien y el público también estuvo a la altura, jaleando y siguiendo con interés las historias que el protagonista contaba entre canción y canción de forma simpática y dicharachera. De esta guisa y sin sobresaltos fue transcurriendo el concierto con perfectas interpretaciones de “Sunshine”, “Tiny Anchors” o “Name To Drop”. Logrando un ambiente que no debía diferir mucho de cualquier club del sur estadounidense. Tras casi noventa minutos tocaba despedirse y tras presentar a la banda encararon “Corner Of The World” que hizo que los músicos fueran dejando el escenario poco a poco dejando sólo al jefe y a su guitarra para finalizar el recital a pie de escenario y casi acapella en medio de un respetuoso silencio sepulcral del público congregado. Íntimo final para un concierto menos rockero de lo esperado pero que acabó gustando. Buen inicio del Rootsound Fest, y lo que queda.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: JOSEP Mª LLOVERA  






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*