MATT WOODS (Rocksound, Barcelona 09-05-18)

No hubo una entrada especialmente abultada para ver este country rocker. Quizás demasiados eventos, o que lo que propone Matt Woods sea demasiado autóctono para un público que quizás no está demasiado al día en propuestas americanas de este tipo. Dejando de lado argumentaciones sobre los gustos de un potencial público, se puede afirmar que los que nos acercamos a la ineludible sala de Poble Nou hicimos lo correcto. Tampoco se puede afirmar que fuera un concierto de esos que cambian vidas pero durante las dos horas largas que duró el recital uno se sentía contento de estar ahí y empaparse del viejo Nashville. Porqué eso lo que ofrece Matt Woods, tirando de todo lo que nos gusta del country rock ejecutó un recital soberbio en el que no faltó cierta épica americana, melancolía, sabor a bourbon y canciones sobre perdedores y especialmente desamores. Acústica en mano y respaldado por la sobriedad rock de The Natural Disasters el americano empezó a encadenar una canción tras otra -con una naturalidad pasmosa- dando especial cancha a su última referencia discográfica ‘How To Survive’. “Fireflies”, “The American Way”o “Tonight (Don’t Let Me Down)” sonaron dinámicas llevándonos a cualquier garito de Nashville. Otra de las virtudes de Matt Woods es que domina perfectamente la escena, y aparte de mostrarse como un músico más que solvente nos entretuvo con su faceta de storyteller a la hora de presentar sus canciones, llenando aún más de mística country su logrado repertorio. De hecho decidió durante una parte del show prescindir de la banda y ofrecer un set acústico a pelo, donde el músico brilló y entretuvo a la audiencia. De esta guisa y con la banda de vuelta al escenario los cuatro encararon una recta final en la que Matt tuvo aún tiempo el sólo para marcarse un “Tiny Anchors” entre el público, darnos marcha con la rockera “Real Hard Times” y despedirse con “Sunshine”. Ninguna queja, Matt Woods nos ofreció un entretenido e inmaculado recital basado en cosas que muchos ya tenemos más que asimiladas, pero que logró iluminar un anodino miércoles noche.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: EDUARDO IZQUIERDO

Deja un comentario

*