MANIC STREET PREACHERS ‘Gold Against The Soul’

manic-street-preachers-gold-against-the-soul-1993

Cuando se habla de las grandes bandas de los 90 nunca se suele citar a los Manic Street Preachers, pero algunos los consideramos uno de los grupos más especiales de aquellos años. Estos chicos hicieron cosas muy interesantes en el pasado: álbumes como “Generation Terrorist” (1992) o “The Holy Bible” (1994) son verdaderos discazos, llenos de buenísimas canciones; pero para el que suscribe, esta banda tocó techo con “Gold Against The Soul” (1993), uno de los grandes discos más olvidados de la última gran época del rock & roll. En este excelente trabajo se reúnen todos los elementos que hicieron que esta banda fuese tan grande, elementos que, lamentablemente, irían perdiendo en trabajos posteriores, inclinándose más hacia un Pop muy mainstream: aguerridos riffs y solos de guitarra cercanos al hard rock, melodías preciosas, emotivos medios tiempos, toques de rock alternativo, gotas de oscuridad, exquisitos arreglos orquestales en algunos cortes… y, por supuesto, unos excelentes textos nacidos de la extraña mente del desaparecido y añorado Richey James Edwards, hacen de este álbum algo muy especial. Y es que es imposible resistirse a canciones tan mágicas como “Sleepflower”, “From Despair To Where”, “La Tristesse Durera”, “Life Becoming A Landslide”, “Drug, Drug, Druggy” o “Roses In The Hospital”, donde el rock duro y el pop de calidad se daban de la mano de una forma única, nunca antes vista. Sí, amigos, puede que este álbum no tenga la repercusión de obras como “Superunknown”, “The Southern Harmony and Musical Companion”, “Dirt” u otros grandes discos de aquellos años, pero algunos siempre lo tendremos en un lugar privilegiado de nuestro corazón. Manics forever!!

JUANVI PEDRO GILABERT






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*