LUKE WINSLOW-KING (Rocksound, Barcelona 29/10/18)

Prácticamente sold out para recibir a Luke Winslow-King. Algo comprensible si tenemos en cuenta que el de Michigan es uno de los artistas más interesantes dentro del blues contemporáneo. Si porqué a lo que hace el guitarrista y vocalista norteamericano  se le puede englobar en el blues, pero con miras que van más allá del género en sí mismo, con influencias de otras músicas de raíces americanas. Pero a lo que íbamos, con la sala bien llena y con el punto de ebullición adecuado el protagonista subió al escenario y he de reconocer que empezó un poco titubeante, mostrándose quizás hasta un poco convencional, estando más cerca de lo que puede ofrecer un Robert Cray que de Nueva Orleans. Pero poco a poco y con el calor y ganas del público la cosa fue cogiendo cuerpo y forma. Fue quizás la exquisita “On My Way” la que marcó el cambio de rumbo con su marcado aire sureño. A partir de ahí el saber hacer, la clase y la solvencia de la banda que le acompañaba le dieron el calor necesario al concierto. La verdad es que Luke dio una lección de buen gusto a las seis cuerdas (exquisitas “Cadillac Slim” o “Blue Mesa”) y azuzado por el calor del público empezó a interactuar y a mostrar su lado más comunicativo. Blues, rock, algo de soul y algún ramalazo pantanoso hicieron que el recital acabará en buen puerto y con el protagonista casi desmelenado dejando de lado la guitarra y haciendo cantar al fogoso público. Bis final por petición popular con “Domino Sugar” y la pantanosa “Thought I Heard You” que nos dejó más que contentos, como si estuviéramos en el estado de Lousiana. Un concierto que fue de menos a muchísimo más y que mostró que Luke Winslow-King arropado por su público deja de lado su aparente calma para facturar recitales bien calentitos.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: THE OUTLAW  76

Blog The Outlaw 76

 

 

Deja un comentario

*