LEVI PARHAM ‘It’s All Good’

 (Continental Records) No es que esté todo bien, es que con discos como este todo está muy bien. Además, Levi Parham ha sabido evolucionar desde aquel An Okie Opera con el que muchos lo conocimos. Porque si allí tiraba simplemente de blues acústico con ramalazos folk, la cosa ha crecido hasta llegar a un sonido propio que no le hace ascos a la herencia Derek & The Dominos, Traffic, The Allman Brothers o The Band. Grabado dentro de los míticos Muscle Shoals, con una competente, y a la vez numerosa troupe de músicos de Tulsa, ha conseguido el de Oklahoma ampliar su sonido de manera sorprendente. Porque parecía que con These American Blues había alcanzado su cénit, había encontrado su sonido. El Santo Grial.  Pero este álbum lo hace crecer aún más. Desde ese «Badass Bob» en el que se nos aparece el Clapton de los setenta, hasta «My Finest Hour», puro jam-band, pasando por «Borderline» con ecos a Steve Winwood o «Shade Me» en la que nos imaginamos a George Harrison. Y encima es capaz de acabar el álbum con ese «All The Ways I Feel For You» que te parte el alma en dos. Un monstruo. Absolutamente brillante.

EDUARDO IZQUIERDO

 

Deja un comentario

*