KING DIAMOND ‘SONGS FOR THE DEAD’

(Metal Blade) No es de recibo que haya sido necesario esperar más de tres décadas para contar con un lanzamiento audiovisual oficial de King Diamond. Efectivamente, los aficionados hemos tenido que conformarnos durante todo este tiempo con unos pocos vídeos promocionales, y echar mano del “mercado negro” para conseguir filmaciones de una calidad, como mínimo, variable. Y los tan cacareados DVD’s recopilatorios de King Diamond y Mercyful Fate no acaban de llegar.
Así pues, no es de extrañar que este primer Blu Ray del diminuto demonio danés haya sido recibido como maná de los cielos. ‘Songs For The Dead’ documenta la gira llevada a cabo por King Diamond durante 2015 y 2016, en la que se interpretó en su totalidad el descomunal ‘Abigail’ (1987); sin duda uno de los trabajos definitivos de la historia del Heavy Metal. Se incluyen dos conciertos con un repertorio virtualmente idéntico: el primero corresponde al show ofrecido en el Graspop Metal Meeting 2016; y el segundo fue grabado en el célebre Fillmore de Philadelphia. De este modo, tenemos la oportunidad de contemplar a la banda en dos entornos bien diferenciados: festival y sala.
La calidad de sonido e imagen es sencillamente magistral, y ambos conciertos están filmados de forma exquisita e imaginativa. Así, se colocaron cámaras subjetivas en la silla de ruedas de “Grandma”, en el ataúd de Abigail, y otras ubicaciones inverosímiles. Eso sí, a nivel de ambiente y conexión con el público, la filmación del Fillmore gana por goleada. Y es que, si bien el concierto de Graspop es más espectacular en cuanto a producción y dimensiones del escenario-mansión, en Philadelphia, King Diamond (la banda) están tocando para su público. Y eso se nota. La audiencia está enfervorizada desde el primer minuto, y en la banda todo son sonrisas y complicidad. El concierto es soberbio; con un nivel instrumental y de ejecución irreales. Estamos ante la única formación de King Diamond que puede mirar de tú a tú a la imbatible alineación Diamond/La Rocque/Blakk/Patino/Dee. Mike Wead es la elegancia guitarrística personificada, y constituye el contrapunto perfecto al incomensurable Andy La Rocque. La sección rítmica formada por el batería Matt Thompson y el “rookie” Pontus Egberg es indestructible. Por su parte, King Diamond canta mejor que nunca. ¿El repertorio? Pues algunos clásicos para abrir boca (“Welcome Home”, “Sleepless Nights”, “Eye Of the Witch”, “Halloween”) recuerdos para Mercyful Fate (“Melissa”, “Come To The Sabbath”); y, cómo no, ‘Abigail’ de principio a fin. Todo un “tour de force”, desde la tétrica intro, que permite escuchar y contemplar piezas que raramente se han interpretado en directo, como unas escalofriantes “7th. Day Of July, 1777”, “Omens” o “The Possession”, al lado de viejas conocidas como “Arrival”, “The Family Ghost” o la descomunal “Black Horsemen”, con la que finaliza el show.
¿Pegas? También las hay. Después de haberse hecho esperar tanto tiempo, el contenido del Blu Ray queda un poco escaso. No es mala idea documentar dos tipos de shows tan diferenciados, pero quizás habría sido más atractivo para el aficionado, incluir un solo concierto completo (preferiblemente el de Philadelphia) y completar el metraje con un documental de la gira, incluyendo cortes selectos en varias ubicaciones a modo de los ‘Hell On Earth’ de Manowar. Por otra parte, la edición “regular” no está demasiado cuidada, con una foto de portada bastante oscura, sin libreto alguno. No obstante, se ha puesto a la venta una obligatoria “Deluxe box set” con todos los formatos habidos y por haber, y diversa memorabilia. Pero si hemos de tener en cuenta únicamente los dos conciertos incluidos en el lanzamiento, es indudable que la espera ha valido la pena.

EDU A. CRIME

Deja un comentario

*