JORN LANDE (Apolo [2], Barcelona 21/11/19)

Un caso bastante curioso el del noruego Jorn Lande. Sin duda una garganta privilegiada en el terreno del hard rock y el metal más clásicos., pero que no ha acabado de cuajar del todo entre los aficionados al género. Obviamente Jorn tiene tirón, lo demuestra la entrada a su concierto, con más de la mitad de la sala llena. Pero en una época donde los géneros en los que se mueve se encuentran bastante huérfanos de nuevos talentos debería tener más tirón. También podría ser bastante posible que el vocalista noruego haya equivocado su fecha de nacimiento. Un tipo de voz indiscutible y que a buen seguro si se hubiera movido en la década de los setenta podría haber acabado siendo vocalista de Rainbow o Uriah Heep por poner dos ejemplos. Pero a lo que iba, Jorn Lande vino de gira para demostrar que tiene un hueco en la escena más clásica, pero ¿lo consiguió? Digamos que se quedó un poco a medias. Hizo un correcto concierto en el que jugó con su baza más importante; su voz, la cual no falló y dio gusto escucharle. Pero por otra parte hubo cosas que quizás no estuvieron a la altura. Empezando por su banda acompañante, correcta y solvente, pero sin excesivo carisma, ejecutando las canciones sin mácula pero donde se nota que son simples acompañantes o asalariados, aunque también hay que reconocer que la labor del guitarra solista fue para tener en cuenta. Y luego está el set list, el cual no acaba de cuajar del todo. Lande tiene buenos discos en su haber pero que tampoco se postulan como cásicos del género, quizás por la misma sensación del directo, le faltan músicos que se integren del todo en su proyecto y que den la sensación de combo establecido y no de músico estrella rodeado de músicos de quita y pon. Pero como decía la cosa más o menos funcionó, Jorn Lande se mostró entregado, con ganas de gustar y le dio al público asistente la ración de hard & heavy que buscaban. Hizo un set en el que combinó canciones de sus diferentes bandas como Masterplan, temas propios como la soberbia “Blacksong” o la potente “Stormcrow”. Y por supuesto no faltaron sus habituales revisiones de material ajeno que tanto gustan a sus fans y que lleva adelante sin ningún problema. Un lujo escuchar en su garganta “Stormbringer”, “The Mob Rules” o una curiosa “Lonely Nights” de Bryan Adams. Sin duda Jorn Lande mostró que a vocalista pocos le ganan, pero también debería replantearse el concepto que le rodea, y quizás lograr cohesión en su banda y grabar ese disco que le ponga como referente del hard rock más clásico en la actualidad. Me apetecería mucho ver eso.

TEXTO: XAVI MARTÍNEZ

FOTOS: LECUMBERRY   






Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*