JOHNNY WINTER (REWIND)

19E8888E3

No podía ser de otra manera, hoy en nuestra sección ‘Rewind’ había que rendir tributo a Johnny Winter tras la triste noticia de su deceso hace un par de días. Y lo haremos recordando uno de sus mejores discos; el álbum de 1969 que lleva su propio nombre.

Johnny Winter (1969)

A pesar de lo que pueda parecer no es este su debut, sino el también fenomenal ‘The Progressive Blues Experiment’ publicado un año antes. Este homónimo disco representó su debut con Columbia y nos muestra al Johnny Winter más sin aditivos, más cerca del blues que del rock, pero con todas las características de su personalidad musical ya bien asentadas; su rasgada y poderosa voz y su trepidante pero sentida manera de darle a las seis cuerdas. Porque es en esta colección de canciones donde la guitarra del albino músico habla más que suena, con una expresividad que te deja sin habla; la inicial “I’m Yours And I’m Hers” da fe de ello con ese intermedio instrumental que no deja de sorprender pasados tantos años. También le saca humo a las seis cuerdas en ese manual de blues “Be Careful With a Fool”, aunque como se ha comentado este es también un disco de mucho purismo y tonadas como “Dallas” o la revisión del “When You Got a Good Friend” de Robert Johnson nos lo muestran desnudo, acústico y sin aditivos como si sus manos estuvieran llenas de callos de recoger algodón. Otro de los puntos álgidos es la revisión de “Good Morning Little School Girl” de Sonny Boy Williamson que convertiría en clásico propio con unos precisos arreglos de viento y ese enfoque tan Chicago. Lo cierto es que se podrían destacar todos y cada uno de los cortes de este apabullante tratado blues, el álbum que todo hombre blanco que quiera tocar blues con fundamento debería escuchar con mucho detenimiento. Luego llegó el demoledor ‘Second Winter’ o las imprescindibles colaboraciones junto a Rick Derringer con ‘Still Alive And Well’ como perfecto botón de muestra. Pero este ‘Johnny Winter’ de 1969 se muestra como el plástico ideal para recordar su pálida figura a tope de sentimiento blues. ¡Hasta siempre Johnny!

XAVI MARTÍNEZ

Deja un comentario

*