IRON MAIDEN: DECONSTRUCCIÓN (Juanjo Ordás)

19652 COBERTA IRON MAIDEN.indd(Editorial Milenio)

Olvidaos del poder del metal, de la hermandad metálica, del ‘metal is forever’ y demás zarandajas. Ya iba siendo hora de que en este país alguien se acercara al heavy metal de una forma seria, analítica y libre de cualquier prejuicio. Sí, porque al autor de este libro, Juanjo Ordás, le gusta el metal, pero su mirada es de un eclecticismo absolutamente contrastado, totalmente libre de cualquier prejuicio, y logra un ejercicio reflexivo sobre la carrera de Iron Maiden que dudo que muchos fans castizos del heavy metal logren comprender en toda su extensión. Metiéndonos ya en faena, ‘Iron Maiden: Deconstrucción’ es un tratado que se basa principalmente en analizar la discografía y música de los creadores de ‘The Number Of The Beast’, pero desde una óptica muy analítica, reflexiva y con máxima atención al detalle. No es que se trate de intelectualizar la obra de los británicos, pero sí de hacer ver que hay mucho más tras esa supuesta fachada de fantasía que proporciona la entrañable mascota Eddie. Cierto es que en la obra del ahora sexteto hay infinidad de referencias y gusto por lo histórico, cinematográfico y literario, pero Ordás aporta mucho más que eso, escarbando lo inimaginable y ahondando en la psique de los músicos, haciendo reflexiones muy lúcidas sobre las motivaciones, estados de ánimo e idiosincrasia de los protagonistas, para comprender en profundidad los textos y composiciones de toda su carrera hasta ‘The Final Frontier’ de 2010. También se  recrea en las comparaciones entre los diferentes músicos que han pasado por el combo, en el necesario contexto histórico para comprender la evolución de la banda, y también en un exhaustivo análisis de musical de cada una de las canciones (tampoco deja de lado los escarceos en solitario de Bruce Dickinson, Steve Harris y Adrian Smith). En resumidas cuentas, se trata de una espectacular obra de análisis que ningún grupo de metal ha recibido en este país, poniendo el género al nivel sesudo que sí han recibido otros estilos. Imprescindible; de hecho, estoy convencido de que si este tomo cayera en manos de Bruce Dickinson, este se sentiría emocionado al ver que alguien ha conseguido captar toda la complejidad estructural y emocional que siempre ha puesto en todo lo que hace.

XAVI MARTÍNEZ

 

Please follow and like us:





Your email address will not be published. Required fields are marked as *

*