IMPERIAL STATE ELECTRIC ‘Anywhere Loud’

(Psychout Records) Tras la desbandada Hellacopter a finales de 2008 el hiperactivo Nicke se metió entre las cuatro paredes del estudio para registrar, en un principio, su primer trabajo en solitario. Asunto que debido a vicisitudes diversas acabó transformándose en un proyecto de banda llamado Imperial State Electric. Combo donde el combustible punk y el motor high energy que propulsaban a The Hellacopters quedaba substituido por un mayor apego por la melodía y un indisimulado amor por el arena rock y bandas como Kiss o Cheap Trick. Desde entonces han editado cinco álbumes y han girado por medio globo terráqueo protagonizando, con algún altibajo, una carrera muy meritoria. Sus discos merecen ser valorados en su justa medida pero es realmente en vivo donde dan holgadamente la talla con presentaciones de alto voltaje. Así que, tarde o temprano, era inevitable la publicación de un disco completo en directo, el E.P. In Concert vio la luz en el 2011, que intentara capturar la intensidad y la fortaleza de la que hacen gala sobre las tablas. Anywhere Loud es un buen reflejo de como se las gastan cuando se suben a un escenario aunque peca, en mi opinión, de no recoger un concierto completo y ofrecer una selección de temas registrados en diferentes ciudades, Madrid, Tokio y Estocolmo, lo que resta coherencia al conjunto.

Pese a ello, la elección del repertorio es buena y el cuarteto se afana en lanzar, una tras otra, píldoras rockeras de estribillos pegadizos protegidos por un recio andamiaje guitarrero, impresionante labor a las seis cuerdas de Nicke y Tobias, que asocian punk, hard, bubblegum o power pop  y que, en ese tópico utópico de un mundo justo, hubieran merecido mucha mejor suerte, que me aspen si «Break it Down» no debería haber sido pasto de las emisoras de radio del mundo mundial, ya que es complicado resistirse a canciones tan adhesivas como «Dejà Vu», «All Through the Night», «Apologize» (ambas notablemente deudoras del sonido de la banda comandada por Paul Stanley & Gene Simmons), «Anywhere Loud», «Deride and Conquer», «Just Let Me Know», «Holiday From My Vacation» o «All Over My Head», además de marcarse dos versiones que les encajan como anillo al dedo, el «Sonic Reducer» de Dead Boys y la fantástica «This Is Rock & Roll» de los olvidados The Kids. Fieles a una manera, prácticamente caduca en estos días, de entender el rock es evidente que Imperial State Electric son de los nuestros. Y a los buenos entendedores debería bastarles con eso. Que duren.

MANEL CELEIRO

Deja un comentario

*